Etiqueta: gases intestinales

Síntomas intestinales que pueden mejorar con la toma de probióticos

La historia y la utilización de los probióticos se remontan a siglos atrás, donde la gente bebía leche fermentada para mejorar su salud. En 1899, un científico del Instituto Pasteur de París observó la presencia de bifidobacterias en el intestino de niños alimentados con lactancia materna y estos niños presentaban menos episodios de diarrea. Posteriormente, un científico ruso, Eli Metchnikoff, propuso la idea de utilizar probióticos para obtener beneficios en la salud en general.

¿Qué es el cólico del lactante?

¿Qué es el cólico del lactante? El cólico del lactante es un proceso benigno en el cual el lactante presenta episodios de irritabilidad y llanto sin causa aparente, de 3 o más horas de duración al día, al menos 3 días por semana y durante al menos 1 semana. El cólico del lactante tiende a la autorresolución en un 60% de los casos a los 3 meses y en 80-90% a los 4 meses. Característicamente, estos episodios tienen predominio vespertino, son paroxísticos (de aparición generalmente brusca y de breve duración) y se asocian a hipertonía (es decir, a una tensión […]

Gases intestinales: síntomas, causas y tratamiento

Los gases pueden llegar a ser muy molestos y afectarnos en la vida cotidiana. Cuando comúnmente decimos que tenemos gases estomacales, en verdad nos referimos a gases intestinales, ya que en el intestino es donde se producen los gases. Aclarada la confusión entre gases estomacales e intestinales, vamos a la cuestión: ¿Qué gases se producen en el intestino? El gas es un componente intestinal normal, con un volumen medio de 100- 200 ml. Los principales gases intestinales son: Nitrógeno Oxígeno Dióxido de carbono Hidrógeno Metano Suelen encontrarse también pequeñas cantidades de gases de azufre, que son responsables del típico olor […]

¿Por qué huelen los gases?

Los gases no sólo nos pueden incomodar por la sensación de molestia. Muchas veces nos molestan porque van acompañados de un desagradable olor. Este hedor, presente también en las heces, se debe sobre todo a las concentraciones de sulfuro de hidrógeno y metanotiol. El sulfuro de hidrógeno resulta del metabolismo bacteriano del sulfato, la cisteína y la mucina, mientras que el metanotiol parece derivar de la metionina.