Blog

Blog

Infecciones del aparato genital femenino

Las mucosas que recubren el aparato reproductor femenino frecuentemente están expuestas a diferentes microorganismos que pueden dar lugar a infecciones. Las infecciones de la mucosa vaginal, en función del agente infeccioso involucrado se clasifican en vaginosis bacteriana (infección de la mucosa vaginal por bacterias) y vaginitis por Trichomonas vaginalis y vulvovaginitis por Cándida (infección por protozoos y hongos, respectivamente). En el caso de la vaginitis, el proceso infeccioso cursa además con inflamación. También puede verse afectada la mucosa del cuello del útero, y recibe el nombre de cervicitis.

La dieta del viajero mediterráneo en verano

El verano y el calor, ya llegaron, para quedarse…y con él las ansiadas vacaciones. Se inicia el periodo de “descontrol de horarios”, comidas fuera de casa, chiringuitos de playa, picnic de montaña, siestas de verano, aperitivos, paellas, cervezas y helados.

Dieta para primavera

Llegó la primavera, el cambio de horario con sus días más largos, sus lluvias, sus cambios de temperatura caprichosos, su magnífico colorido y su luz, sus flores y su temido polen, su astenia primaveral con la sensación de falta de energía, debilidad o agotamiento físico y mental, y es que ya lo dice la sabiduría popular: ¡La primavera la sangre altera!

¿Existen situaciones en las que la vaginosis bacteriana puede suponer un riesgo?

¿Qué es la vaginosis bacteriana? La vaginosis bacteriana es una entidad clínica común en la que se aprecia una reducción del número de lactobacilos de la vagina, que son sustituidos por otros microorganismos causando así una alteración de la microbiota o disbiosis. Lo más destacable de la vaginosis bacteriana es que no es una vaginitis, puesto que no provoca síntomas o signos de inflamación, y que suele ser recidivante y muy molesta por cursar con flujo aumentado y con mal olor del mismo. Desde este punto de vista, se trata de una situación que no supone un riesgo grave para […]

Recomendaciones para mantener un buen estado de salud

Algunos cambios de la sociedad actual, como las dietas con más azúcar, sal y grasas saturadas, los malos hábitos y los estilos de vida poco saludables, contribuyen a un cambio en la microbiota intestinal. Este cambio en la microbiota participa y contribuye en algunas de las epidemias mundiales actuales como la obesidad, la depresión y otros trastornos mentales.

Vulvovaginitis por Candida

La vulvovaginitis fúngica constituye el 25% de las vulvovaginitis infecciosas, lo cual la convierte en la más frecuente en nuestro medio. El 90% de los casos se deben al hongo denominado Candida albicans. Solo en el 10% restante pueden deberse a otras especies (C. glabrata, C. krusei o C. tropicalis), más susceptibles de ser resistentes al tratamiento y de dar complicaciones.

Síntomas intestinales que pueden mejorar con la toma de probióticos

La historia y la utilización de los probióticos se remontan a siglos atrás, donde la gente bebía leche fermentada para mejorar su salud. En 1899, un científico del Instituto Pasteur de París observó la presencia de bifidobacterias en el intestino de niños alimentados con lactancia materna y estos niños presentaban menos episodios de diarrea. Posteriormente, un científico ruso, Eli Metchnikoff, propuso la idea de utilizar probióticos para obtener beneficios en la salud en general.

Dieta para volver a los hábitos nutricionales saludables

¿Cómo hacer una dieta equilibrada? Pasaron las fiestas navideñas y llegó enero, con algo más que un “pan” bajo el brazo… Empieza el periodo de la puesta a punto, de regresar a los hábitos nutricionales saludables. ¿Algunos kilos de más?. Pues a por ellos, que es tiempo de rebajar también esos kilos que nos regaló la Navidad. Te invitamos a realizar una dieta equilibrada, baja en grasa saturada (evitando al máximo las mantequillas, quesos curados, leche entera, crema de leche, natillas, manteca, salchichas, beicon, patés, productos cárnicos elaborados con exceso de grasa animal), baja en grasa Trans (bolsas patatas, ganchitos […]

Probióticos y sistema inmunitario

Funciones de los probióticos en el sistema inmunitario Los probióticos utilizan los mismos mecanismos que la microbiota intestinal La microbiota autóctona realiza un gran número de acciones beneficiosas para el organismo que las alberga. Los probióticos no dejan de ser microorganismos, principalmente bacterias aisladas de la microbiota y, por tanto, comparten muchas de las acciones y mecanismos de acción. La microbiota ejerce dos grandes tipos de funciones: la digestiva y la protectora. Estas funciones las consigue a través de todo un conjunto de mecanismos. Por ejemplo, la función digestiva la realiza al generar nutrientes esenciales como vitaminas y algunos aminoácidos […]

Prebióticos en leche materna y fórmulas infantiles: el alimento de la microbiota del lactante

¿Cómo se alimenta la microbiota?  El ser humano alberga en diferentes partes de su cuerpo una gran cantidad de microorganismos, comúnmente referidos como microbiota. El número de microorganismos presentes es incluso superior al número de células que constituyen nuestro cuerpo. En su conjunto realizan toda una serie de funciones beneficiosas para el individuo que las contiene. La mayor parte de esta microbiota se localiza en el tracto digestivo y, sobre todo, en el intestino, siendo el colon donde se acumulan en mayor cantidad y diversidad. Así pues, en el intestino es donde se produce el mayor beneficio gracias a su […]