El beneficio de los probióticos en el eczema atópico

Lactoflora blog Eczema atopico

¿Qué es el eczema o dermatitis atópica?

La dermatitis atópica o, también conocida como eczema, es una enfermedad crónica de la piel que puede afectar distintos e importantes aspectos de la calidad de vida. No se conoce con exactitud la causa y cómo se desarrolla, pero parece que podría ser una combinación de factores como una disfunción de la barrera epidérmica, junto a una desregulación inmune y algún factor ambiental.

Algunos de los pacientes que sufren esta enfermedad requieren múltiples tratamientos tópicos e incluso tratamientos vía oral o por vena para controlar el sistema inmunológico. Dada la cronicidad de la enfermedad y los potenciales efectos adversos que pueden producir algunos de los tratamientos que se utilizan para su control y teniendo en cuenta que afecta sobre todo a niños, parece muy interesante buscar alternativas más seguras a los tratamientos convencionales.

 

¿Cómo ayudan los probióticos a los pacientes con eczema?

Los probióticos se definen como microorganismos vivos que son o bien los mismos o similares a los microorganismos que se encuentran naturalmente en el cuerpo humano y pueden ser beneficiosos para la salud. Esta microbiota no sólo promueve la digestión de los alimentos, sino que también influye en la inmunidad local y global. En niños sanos, la flora intestinal está dominada por los lactobacilos. Por el contrario, la flora intestinal de los niños con tendencia a alergias se ha observado que tiene un mayor número de bacterias Gram-negativas y Staphylococcus aureus. El hecho de tener una microbiota intestinal menos desarrollada reduce la población de algunas de las células que regulan nuestro sistema inmunitario y, posiblemente, predispone a un individuo a sufrir eczema.

Las bacterias probióticas pueden existir de forma natural en ciertos alimentos, pueden añadirse a los alimentos, o pueden estar disponibles como suplementos. Un número de diferentes suplementos probióticos, que contienen diferentes cepas y / o dosis de bacterias, están disponibles comercialmente. Las bacterias probióticas más estudiados incluyen Lactobacillus GG rhamnosus, Bifidobacterium lactis, Streptococcus thermophilus.

Recientemente, un metaanálisis (que es un estudio que evalúa todos los ensayos clínicos de calidad publicados para evaluar la eficacia de un mismo tratamiento) concluye que el tratamiento con probióticos disminuye el eczema en niños mayores de 1 año. Este estudio evaluó más de 25 ensayos con un total de 1.599 pacientes y se encontró que el tratamiento con una mezcla de diferentes especies de bacterias o especies de Lactobacillus mostró un beneficio mayor que aquellos con especies de Bifidobacterium solas. Anteriormente a esta publicación, no se habían podido extraer conclusiones más sólidas sobre el tratamiento del eczema con probióticos porqué los estudios disponibles eran muy heterogéneos entre ellos y utilizaban probióticos muy distintos y con dosis muy diferentes por lo que era difícil poder extraer conclusiones fiables. La mayoría de estudios que han evaluados el uso de probióticos en pacientes con eczema no han descrito ningún efecto adverso.

 

¿Cómo pueden ayudar los prebióticos y los simbióticos a los pacientes con eczema?

Con el fin de promover una flora intestinal saludable que parece estar ausente en individuos con tendencia a presentar eczema, otra alternativa de tratamiento es el uso de de la suplementación prebiótica. Los prebióticos son alimentos o suplementos que contienen ingredientes no digeribles que estimulan selectivamente el crecimiento y / o actividad de las bacterias del colon no patógenos. Los prebióticos tienen el potencial de crear un ambiente intestinal rico en nutrientes en el que la flora puede desarrollarse.

Los prebióticos se encuentran de manera natural en cantidades elevadas en la leche materna o pueden ser añadidos como suplementos dietéticos en los alimentos, bebidas y en los preparados para lactantes. La fibra dietética y la inulina, que se encuentra en ciertas verduras, también se considerados prebióticos.

Por otro lado, los simbióticos que son una combinación de prebióticos y probióticos también han demostrado ser útiles en el tratamiento del eczema. Otro metaanálisis publicado recientemente ha evaluado todos los estudios publicados de simbióticos para el tratamiento del eczema (6 estudios con 369 niños) y concluye que el uso de simbióticos durante al menos 8 semanas mejoró el índice que utilizan los dermatólogos para evaluar el grado de afectación de la dermatitis atópica. Aunque se necesitan más estudios para aclarar las cepas y la dosis, la utilización de probióticos y prebióticos en combinación parece ser prometedora en el tratamiento de la dermatitis atópica o eczema.

 

Bibliografía:

  • Schilchte M. Diet and eczema: a review of dietary suplements for the treatment of atopic dermatitis. Dermatol Pract Concept 2016
The following two tabs change content below.
Míriam Mañosa

Míriam Mañosa

Doctora en Medicina en Hospital Germans Tries i Pujol
Servicio de Aparato Digestivo Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal Hospital Universitari Germans Tries i Pujol Badalona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *