Cómo preparar el botiquín de viaje para viajar seguro este verano

botiquin de verano para viaje

El verano ya está aquí de nuevo y es importante que tomes las precauciones necesarias para evitar los problemas digestivos que son habituales en esta época del año.

 

Los problemas digestivos que aparecen con más frecuencia durante el verano son las diarreas, principalmente las que se producen después de comer algún alimento en mal estado, las digestiones pesadas cuando comes mucho y el estreñimiento.

 

Uno de los trastornos más frecuentes, que suelen tener las personas que realizan viajes a países con condiciones de sanidad distintas a los de su país de origen, es la diarrea del viajero.

 

La diarrea del viajero, también conocida como “diarrea del turista” o “gripe intestinal”, es la diarrea que se desarrolla en un periodo de 10 días durante un viaje a países con menores condiciones higiénico-sanitarias o bien cuando se manifiesta hasta 10 días después de regresar de los mismos1.

 

Lo más habitual es que la diarrea del viajero ocurra durante la estancia y que se resuelva espontáneamente al cabo de unos pocos días. Se manifiesta en forma de una a tres deposiciones líquidas diarias que se pueden acompañar de náuseas, vómitos, retortijones, fiebre o sangre en heces. También es habitual que se produzcan varios episodios de diarrea durante el mismo viaje.

 

Se estima que la diarrea del viajero afecta a 11 millones de personas y cada vez aumenta la población que se expone a ella debido al aumento de los viajes en destinos exóticos y regiones del mundo con unos niveles de higiene bajos2.

 

Aunque no es una enfermedad grave, puede tener un fuerte impacto en tu día a día, puedes deshidratarte, sus síntomas te obligan a quedarte en la cama un par de días y algunas veces suponen tener que interrumpir las vacaciones2.

 

En la mayoría de los casos, el origen de la diarrea del viajero es bacteriano, siendo la bacteria Escherichia coli enterotoxigénica uno de los patógenos más frecuentes.

 

Además, las toxinas presentes en los alimentos también pueden ser la causa de la diarrea del viajero. Por ejemplo, la intoxicación alimentaria por ciguatera se debe al consumo de pescado contaminado con una toxina que se encuentra en un alga y es típica de áreas tropicales y subtropicales, aunque se ha extendido en Europa (Canarias y Madeira).

 

Otras patologías como la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa y el intestino irritable pueden empeorar por una gastroenteritis tras viajar en países de riesgo como el próximo oriente, América central y del sur, África y Asia.

 

Las medidas preventivas de la diarrea del viajero incluyen beber solo agua embotellada, no tomar alimentos crudos, no tomar zumo, lavarte las manos cada vez que vayas al baño, evitar los baños en piscinas.

 

Además, es importante que te lleves de tu casa tu botiquín para reducir al máximo el riesgo de sufrir la diarrea del viajero cada vez que viajes fuera.

 

A continuación, te explico lo que no puede faltar en tu botiquín de viaje.

 

¿Qué poner en un botiquín de viaje?

Antes de ponerte a preparar tu botiquín de viaje, es importante que investigues los riesgos de salud más frecuentes del país que vayas a visitar y que te informes en tu Centro de Atención Primaria sobre las vacunas requeridas. Consulta las principales enfermedades que puedes contraer y las vacunas obligatorias que recomienda el Ministerio de Sanidad aquí3.

 

Si tienes alguna enfermedad crónica como diabetes o asma, es importante que tu medicación habitual esté en el botiquín y que planifiques un suministro suficiente en función de la duración de tu estancia, porque pueden ser difíciles de encontrar en el país de destino. No te olvides de revisar antes su fecha de caducidad.

 

Además de las enfermedades típicas del lugar que visites, ten en cuenta que hay algunos trastornos que es más frecuente que se produzcan durante los meses de verano.

 

Más allá de la diarrea del viajero, las dolencias oculares son frecuentes en época de vacaciones debido a las actividades al aire libre y las largas horas en la playa y la piscina. También es posible que experimentes algún dolor de cabeza o molestia muscular, sobre todo si has optado por un destino de montaña. Y no te olvides de los temidos mareos y del estreñimiento que se produce por el cambio en los horarios de las comidas y la incorporación de alimentos a los que no estás acostumbrado4.

 

Como más vale prevenir que curar, es importante que te anticipes a todos estos problemas tan habituales con un botiquín de viaje que incluya4:

 

  • Material de cura: tijeras, pinzas, tiras adhesivas, esparadrapo, vendas, gasas estériles y algodón.

 

  • Medicamentos para el dolor: el paracetamol te servirá para aliviar el dolor y tratar la fiebre y los antiinflamatorios tipo ibuprofeno en caso de caída o contusión.

 

  • Desinfectantes: gel desinfectante para las manos y solución yodada (si te olvidas de ellos, acuérdate de lavar las heridas con agua y jabón).

 

  • Protector solar: escoge un buen protector solar que bloquee los rayos UVA y UVB y con un factor de protección solar superior a 30. Durante las vacaciones tu piel está más expuesta al sol. Lleva también una crema para tratar las quemaduras solares.

 

  • Repelente de mosquitos.

 

  • Sales de rehidratación oral con probióticos: son tus aliados perfectos para prevenir y tratar los síntomas y la gravedad de la diarrea del viajero. En el siguiente apartado te contamos qué probióticos están respaldados científicamente.

 

  • Otros medicamentos para los problemas gastrointestinales: te puede ser útil llevar un protector de estómago por si necesitas tomarte un antiinflamatorio, un antidiarreico como la loperamida y un antiemético para el tratamiento de las náuseas y los vómitos. No es recomendable abusar de los antidiarreicos porque su efecto puede ser contraproducente.

 

Por último, es importante que el neceser que utilices como botiquín de viaje sea resistente y ligero para evitar que se dañe su contenido. Y a la hora de subir al avión intenta llevar el botiquín de viaje en tu equipaje de mano por si te surge algún imprevisto durante el vuelo.

 

Probióticos de viaje

Los probióticos son microorganismos vivos (bacterias o levaduras) que, cuando se administran en cantidades adecuadas, pueden conferir beneficios para la salud.

 

Existe alta evidencia científica que recomienda el uso de probióticos en adultos y niños, junto con el tratamiento tradicional de hidratación5. Sin embargo, no todos los probióticos han demostrado ser eficaces en el tratamiento de la gastroenteritis aguda.

 

En niños, los probióticos consiguen acortar en un día la duración de la diarrea, disminuir el número de deposiciones al segundo día de tratamiento y el porcentaje de diarreas que se prolongan más de 4 días6.

 

En adultos, los probióticos se pueden emplear solos o en combinación con otros medicamentos antidiarreicos para el tratamiento de la diarrea aguda. Según la Organización Mundial de Gastroenterología, los probióticos que han mostrado ser eficaces en la prevención y en el tratamiento de la diarrea agudas son L. paracasei B 21060, L. rhamnosus GG y Saccharomyces boulardii5.

 

Para prevenir la diarrea del viajero cada cepa probiótica debe administrarse a una dosis de mínimo 109 microorganismos viables por día (expresados en forma de Unidades Formadoras de Colonias). Se recomienda empezar con la toma del probiótico 5 días antes del viaje y mantenerlo hasta el regreso. Se ha observado un ligero aumento en la eficacia del probiótico a dosis más altas, de forma que es una buena idea aumentar de forma progresiva su dosis a media que transcurra el viaje sin exceder el límite recomendado por el fabricante9.

 

Para conseguir un efecto completo puedes tomarte el probiótico junto con su alimento favorito (los prebióticos) y el suero oral en forma de un único producto como es  Lactoflora® suero oral.

 

Este suero oral con 25.000 millones de lactobacilos (L. acidophilus NCFM® y L. paracasei LPC-37®) y bifidobacterias vivas (B. lactis Bl-04® y B. lactis Bi-07®) junto con prebióticos (fructooligosacáridos) y electrolitos más glucosa es tu mejor aliado para llevarlo en el botiquín del viajero y tenerlo cerca cuando necesites un aporte de agua y electrolitos gracias a que10-14:

 

  • Su composición en electrolitos y glucosa acorde a las recomendaciones de las principales sociedades científicas de nutrición como la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátricas (ESPGHAN) te permite reponer los electrolitos que pierdes en las deposiciones cuando tienes diarrea del viajero.

 

  • La mezcla de lactobacilos y bifidobacterias con propiedades probióticas desplazan a las bacterias patógenas responsables de la diarrea del viajero, aceleran la recuperación de la composición y las funciones de la microbiota intestinal y ayuda en el alivio de los síntomas digestivos que acompañan a la diarrea del viajero.

 

  • Los prebióticos como los fructooligosacáridos son el alimento favorito de los probióticos y actúan a dos niveles: aumentando la producción de ácidos grasos de cadena corta (sustancias producidas por la microbiota intestinal que ayudan en la reabsorción de agua, sodio y minerales a nivel del intestino grueso) y favoreciendo el crecimiento de los lactobacilos y las bifidobacterias beneficiosos.

 

Como no lleva lactosa, es bien tolerado por la mucosa intestinal sensible tras un episodio de diarrea. Tampoco contiene gluten.

 

Cómo prevenir la diarrea del viajero

Las medidas higiénico-dietéticas son el principal pilar que tienes a tu alcance para evitar la diarrea del viajero junto con los probióticos con respaldo científico14,15.

 

  1. Lávate las manos con frecuencia y usando jabón o un desinfectante adecuado después de ir al baño, cada vez que tengas que cocinar o manipular los alimentos y antes de comer. Después de lavarte las manos, es importante que las seques bien.

 

  1. Limpia las superficies con lejía.

 

  1. No consumas alimentos crudos (ensaladas, zumos y frutas) o poco cocinados que no se han mantenido refrigerados.

 

  1. Evita comprar alimentos a los vendedores ambulantes de la calle.

 

  1. Evita la leche cruda y los derivados lácteos que no han sido tratados con calor (helados, flanes y cremas).

 

  1. No comas en sitios que no puedan garantizar unas mínimas condiciones higiénicas, como los chiringuitos de la calle o los restaurantes con poca higiene.

 

  1. No manipules alimentos durante 3 días tras haber pasado la diarrea.

 

  1. Para beber escoge siempre las bebidas embotelladas y evita el agua del grifo y cualquier bebida que esté en una botella en mal estado o que ha sido abierta antes. Para cepillarte los dientes utiliza también agua embotellada.

 

  1. Evita los cubitos de hielo en el agua de bebida, los refrescos y los cócteles.

 

Los antibióticos no sirven para prevenir la diarrea del viajero, debido a que favorecen las resistencias bacterianas y no matan a los virus ni a los parásitos que son responsables de algunos brotes de diarrea.

 

En caso de tener diarrea del viajero14,15:

 

  1. Hidrátate bien con líquido y electrolitos (sodio, potasio, cloro, citratos) y glucosa para reponer todo el líquido que has perdido en las deposiciones. Los sueros orales de venta en farmacia son preferibles a las preparaciones caseras de rehidratación porque llevan las cantidades de electrolitos de organizaciones y sociedades científicas de referencia como la Organización Mundial de la Salud y la ESPGHAN que han mostrado ser más efectivas para la recuperación de la diarrea.

 

  1. Las primeras horas puedes seguir una dieta líquida y evitar inicialmente los lácteos. De forma gradual se irán introduciendo pequeñas cantidades de alimentos astringentes (zanahoria hervida, sopa de arroz, manzana rallada, etc.). El objetivo es volver a la alimentación normal lo más pronto posible.

 

Toma nota de esté menú para recuperarte de una diarrea del viajero moderada:

 

Desayuno·    Licuado de manzana y zanahoria.

·    Yogur desnatado o postre de soja enriquecido con bacterias.

Media mañana (opcional)·    Una tostada de pan dextrín con compota de manzana.
Comida·    Licuado de manzana y zanahoria.

·    Pescado blanco o carne blanca con zanahoria.

·    Postre de soja con bífidus o fruta en almíbar.

Media tarde (opcional)·    Un plátano.
Cena·    Menestra de verduras.

·    Tortilla a la francesa con boniato al horno.

·    Postre de soja con bífidus o fruta en almíbar.

 

Si la diarrea se acompaña de mareos, náuseas y vómitos:

 

  • Come poca cantidad y con frecuencia (7 comidas al día).

 

  • Prioriza siempre los alimentos cocidos frente a los alimentos crudos para facilitar la digestión.

 

  • Limita los cítricos y la leche.

 

  • Evita las carnes de ternera, cordero y buey porque son de difícil digestión.

 

  • Evita los embutidos, los platos precocinados y la bollería por su alto contenido en grasas poco saludables.

 

  • A medida que te encuentres mejor, puedes ir introduciendo los lácteos, empezando por el yogur o la cuajada que son de más fácil digestión y, en último lugar, la leche.

 

  1. Antidiarreicos: de forma complementaria a la rehidratación, es posible que tu médico te recomienda la loperamida para reducir el movimiento intestinal. Se debe limitar su uso si tienes diarrea con sangre o si tienes fiebre alta.

 

  1. Antibióticos: mientras que las diarreas leves es suficiente tratarlas solo con medicamentos antidiarreicos, las diarreas moderadas o graves (más de 3 deposiciones líquidas en 8 horas) pueden requerir el empleo de antibióticos, siempre con prescripción del médico. Si el origen de la diarrea es vírico o parasitario el médico no te pautará antibióticos.

 

Si presentas alguna de las siguientes señales de alarma debes buscar atención médica rápida15:

 

  • Fiebre alta (superior a los 38,5ºC).

 

  • Heces con moco y sangre.

 

  • Vómitos.

 

  • Dolor abdominal intenso.

 

  • Sequedad de la boca y de la piel, sensación de confusión mental, orina escasa y de color amarillo y pérdida de peso no intencionada.

 

  • Síntomas que no mejoran en 2-3 días.

 

Conclusión

La diarrea del viajero es un tipo de infección gastrointestinal que se acompaña de diarrea, náuseas y vómitos que se presentan en personas que viajan a países con unas bajas condiciones higiénicas. Aparece en un periodo de 10 días durante el viaje o bien se manifiesta hasta 10 días después de regresar del mismo.

 

Tu botiquín de viaje debe incluir tu medicación habitual (en el caso que te mediques para alguna enfermedad crónica), material de cura, medicamentos para el dolor, desinfectantes, protector solar, repelente de mosquitos, sales de rehidratación oral con probióticos y medicamentos para las náuseas y vómitos.

 

La prevención de la diarrea del viajero se basa en hacer un consumo seguro de alimentos y bebidas y extremar al máximo las medidas higiénico-sanitarias.

 

Los probióticos a base de algunas mezclas de lactobacilos con bifidobacterias han mostrado ser eficaces en la prevención de la diarrea del viajero. Se recomienda empezar a tomarlos 5 días antes del viaje y mantenerlos hasta el regreso.

 

La mayoría de los casos de diarrea del viajero se resuelven con tratamiento dietético. El tratamiento de la diarrea del viajero consiste en rehidratarse con suero oral y fármacos que frenen la diarrea. Si la diarrea se agudiza, acude al médico.

 

Referencias:

  1. von Sonnenburg F, Tornieporth N, Waiyaki P, et al. Risk and aetiology of diarrhoea at various tourist destinations. Lancet. 2000; 356(9224):133-4. doi: 10.1016/S0140-6736(00)02451-X.
  2. Al-Abri SS, Beeching NJ, Nye FJ. Traveller’s diarrhoea. Lancet Infect Dis. 2005; 5(6):349-60. doi: 10.1016/S1473-3099(05)70139-0.
  3. Ministerio de Sanidad. Gobierno de España. Consejos para el viajero. Disponible en: https://www.sanidad.gob.es/profesionales/saludPublica/sanidadExterior/salud/consejosViajero.htm (consulta el 20/06/2022).
  4. González Bosquet L. Botiquín de viaje. Un elemento imprescindible durante las vacaciones. Offarm. 2004; 23(6):59-72.
  5. World Gastroenterology Organization. Probióticos y prebióticos. 2017. Disponible en: https://www.worldgastroenterology.org/guidelines/probiotics-and-prebiotics (consulta el 22/06/2022).
  6. Espín B, Díaz JJ. Diarrea y trastornos funcionales digestivos en Pediatría. En: Álvarez-Calatayud G, Marcos A, Margollés A (Eds.). Probióticos, prebióticos y salud: Evidencia científica. Madrid: Ergon; 2016. p. 207-212.
  7. Salazar-Lindo E, Polanco Allué I, Gutiérrez-Castrellón P; Grupo Ibero-Latinoamericano sobre el Manejo de la Diarrea Aguda (GILA). Guía de práctica clínica ibero-latinoamericana sobre el manejo de la gastroenteritis aguda en menores de 5 años: tratamiento farmacológico. An Pediatr (Barc). 2014; 80:15-22. doi: 10.1016/S1695-4033(14)75260-9.
  8. Szajewska H, Guarino A, Hojsak I, et al. Use of probiotics for the management of acute gastroenteritis in children: an update. J Pediatr Gastroenterol Nutr. 2020; 71(2):261-9. doi: 10.1097/MPG.0000000000002751.
  9. McFarland LV. Meta-analysis of probiotics for the prevention of traveler’s diarrhea. Travel Med Infect Dis. 2007; 5(2):97-105. doi: 10.1016/j.tmaid.2005.10.003.
  10. Rasinkangas P, Ouwehand AC. Digestive health benefits of Howaru® Restore probiotic combination and its individual strains. Agro FOOD Industry Hi Tech. 2017; 28(5):20-3.
  11. Manrique-Martínez I, Mora-Capín A, Álvarez-Calatayud G. Nuevas pautas de rehidratación en el manejo de la gastroenteritis aguda en urgencias. An Pediatr Contin. 2011; 9(2):106-15. doi: 10.1016/S1696-2818(11)70015-4.
  12. Calatayud-Álvarez G, et al. Probioticoterapia en Gastroenterología. Ed. Pharma and Health Consulting, S. L. 2013.
  13. Gibson GR, Hutkins R, Sanders ME, et al. Expert consensus document: The International Scientific Association for Probiotics and Prebiotics (ISAPP) consensus statement on the definition and scope of prebiotics. Nat Rev Gastroenterol Hepatol. 2017; 14(8):491-502. doi: 10.1038/nrgastro.2017.75.
  14. Escudero Álvarez E, González Sánchez P. La fibra dietética. Nutr Hosp. 2006; 21(Supl. 2):61-72. https://scielo.isciii.es/pdf/nh/v21s2/original6.pdf
  15. Manual MSD. Diarrea del viajero. Octubre 2021. Disponible en: https://www.msdmanuals.com/es/hogar/trastornos-gastrointestinales/gastroenteritis/diarrea-del-viajero (consulta el 22/06/2022).
  16. Fundación Española del Aparato Digestivo (FEAD). Diarrea del viajero. Disponible en: https://www.saludigestivo.es/mes-saludigestivo/toxiinfecciones-alimentarias/diarrea-del-viajero/ (consulta el 22/06/2022).
The following two tabs change content below.

Andreu Prados

Copywriter de salud y docente en Andreu Prados Comunicación Cientí­fica
Farmacéutico y dietista-nutricionista especializado en comunicación del sector salud. Redactor médico y consultor de comunicación en salud para empresas e instituciones del sector de la salud y la investigación biomédica. Compagina la actividad de consultoría con la docencia como profesor de másteres y formación continua en la Universidad de Barcelona, la Universidad Ramon Llull y la Universidad Isabel I.
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Apúntate a nuestra newsletter!

Art. 11 LOPDGDD: Responsable: LABORATORIO STADA, SLU. Fines del tratamiento: Permitir el envío por vía electrónica de comunicaciones sobre información acerca de nuestros productos o servicios y acceso a servicios que puedan ser de interés del usuario. Ejercicio de derechos en rgpd@stada.es. Más info www.stada.es.

He leído y acepto los términos de la política de privacidad.