Probióticos y rosácea, ¿cómo ayudan?

Probioticos y rosacea

Son muchas las personas que tienen problemas en sus pieles. Uno de ellos es la rosácea, un tipo de enfermedad crónica que afecta a millones de personas. Especialmente, a mujeres de piel blanca en edad adulta. Sabes que la sufres cuando notas que la piel de la cara está más gruesa, con rojeces y líneas rojas muy finas bajo la piel. También cuando tienes la nariz hinchada y los ojos y párpados parecen inflamados. Si ya probaste todo y no has conseguido resultados, no te preocupes porque te tenemos que contar una gran noticia: los probióticos y prebióticos pueden ser tu solución.

 

Alteración de la microbiota y rosácea

El intestino está muy ligado a los problemas de la piel. Una inflamación del intestino puede influir en la epidermis y, cuando esto sucede, la piel produce menor efecto antibacteriano, lo que, finalmente, termina por agudizar la inflamación e infección.
Por si fuera poco, cuando se ve alterada la microbiota bacteriana del intestino, se libera una sustancia llamada P. Esta sustancia es un neuropéptido, que, como los expertos ya han confirmado, afecta directamente a las enfermedades de la piel. Por tanto, para cuidar la piel cuando existe rosácea, lo ideal es no solo tratarla desde el exterior, sino prestar más atención a mejorar el funcionamiento del organismo desde dentro, con la ayuda de probióticos.

Los probióticos, consumidos con regularidad, pueden ayudarte a fortalecer esta barrera externa de la piel que se ve dañada por la inflamación del intestino. Pero, antes de continuar, te explicamos brevemente qué son los probióticos.

 

Rosácea y probióticos

Los probióticos son aliados microscópicos para tu sistema digestivo y piel. Su función principal es proteger la flora intestinal. Te ayudarán a digerir mejor los alimentos y absorber sus nutrientes. Además, refuerzan tu sistema inmune y acaban con las bacterias patógenas. Los probióticos son bacterias beneficiosas que se encuentran en nuestro intestino, microorganismos vivos que, al ser agregados a los alimentos y medicamentos, pueden beneficiarte notablemente. En especial, si tienes complicaciones en la piel, tales como la rosácea. 
El origen de los probióticos puede ser bacteriano o de levadura. Intervienen en el estímulo de las inmunoglobulinas para favorecer, de esta forma, la producción de vitaminas, enzimas, ácidos grasos, etc.

La relación entre el consumo de probióticos y la rosácea no está, por el momento, reconocida, pero muchos estudios afirman, por experiencias de pacientes, que sí es beneficioso consumir probióticos para tratar este problema. En un estudio realizado sobre 116 pacientes que padecen la enfermedad, se comprobó que el 46% de ellos tenía problemas en el intestino relacionados con el sobrecrecimiento bacteriano. Su riesgo era hasta diez veces superior al de personas que no tienen rosácea. Por tanto, podemos afirmar que existe una correlación entre ambos problemas. Si a estas conclusiones sumamos los muchos testimonios de personas que han probado los probióticos para tratar los problemas de la piel (acné, eczemas y rosácea, entre otros), entonces, podemos estar convencidos de su efecto positivo.

 

¿Dónde encontrar probióticos?

Encontrar los probióticos en preparados ya listos es sencillo, puesto que los podemos comprar en diversas tiendas y farmacias. También es posible que los encuentres en algunos alimentos fermentados que están a tu alcance, en los supermercados y tiendas especializadas. Entre ellos, hemos de destacar el yogur casero, el chucrut o el kéfir. Su consumo te ayudará a paliar, poco a poco, las rojeces y otros daños que puedas tener en la piel, de manera eficaz y ayudándote también a mejorar tu sistema inmunológico. Los probióticos pueden ser consumidos por adultos y niños, sin problema, ya que no hacen daño al organismo, sino todo lo contrario.

Prueba esta solución, pronto notarás los resultados positivos.

6 comentarios en “Probióticos y rosácea, ¿cómo ayudan?

  1. Gracias a los probióticos deje de tener alteraciones en el olfato, salpullidos cada vez que consumía alcohol o comía frituras y comidas chatarra. Sólo tuve que consumirlos durante 4 días. Recomendables 100%.

    1. Buenos días, Tal y como indicábamos en el artículo, se está empezando a estudiar y comprobar la relación de las enfermedades en la piel debidas a una microbiota intestinal dañada. Recomendamos mantener hábitos saludables como una buena hidratación, ejercicio físico y alimentación equilibrada y variada es importante. Esta alimentación debe ser rica en alimentos frescos como frutas y verduras frescas. Disminuir el consumo de ultraprocesados también es importante para la salud intestinal. Además la toma de probióticos intestinales para restablecer la microbiota, siempre va a ayudar a nivel gastrointestinal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Apúntate a nuestra newsletter!

Art. 11 LOPDGDD: Responsable: LABORATORIO STADA, SLU. Fines del tratamiento: Permitir el envío por vía electrónica de comunicaciones sobre información acerca de nuestros productos o servicios y acceso a servicios que puedan ser de interés del usuario. Ejercicio de derechos en rgpd@stada.es. Más info www.stada.es.

He leído y acepto los términos de la política de privacidad.