logo Lactoflora
Inicio / Salud intestinal / ¿Cómo mejorar tu salud digestiva si sigues una dieta restrictiva?

¿Cómo mejorar tu salud digestiva si sigues una dieta restrictiva?

salud digestiva con dieta restrictiva
Índice de contenidos
    Add a header to begin generating the table of contents

    La dieta, junto con los medicamentos, ocupa un lugar central en el tratamiento de muchos problemas digestivos, como la enfermedad celíaca, las intolerancias alimentarias, el intestino irritable y la enfermedad inflamatoria intestinal, que cada vez son más frecuentes.

    Cuando una persona tiene síntomas digestivos y una microbiota intestinal desequilibrada, suele eliminar de su dieta el alimento o los grupos de alimentos que le producen los síntomas. Sin embargo, la otra cara de la moneda es que seguir una dieta monótona y pobre en fibra tiene un impacto negativo sobre la microbiota.

    Te contamos las luces y sombras de las dietas restrictivas en los problemas digestivos y qué puedes hacer para reducir sus consecuencias sobre la microbiota.

     

    ¿Qué son las dietas restrictivas y cuándo se aplican?

    Las dietas restrictivas que más se utilizan para mejorar los síntomas digestivos son1,2,3:

    • Dieta sin gluten: la siguen las personas con alergia al trigo, enfermedad celíaca o sensibilidad al gluten/trigo no celiaca1.
    • Dieta de carbohidratos específicos (excluye los cereales, el azúcar y los lácteos con un alto contenido en lactosa): tiene una eficacia similar a la dieta Mediterránea para ayudar a remitir la enfermedad de Crohn2.
    • Dieta baja en FODMAP (por sus siglas oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos, azúcares y polioles fermentables): ayuda a aliviar el malestar abdominal y la hinchazón en las personas con intestino irritable y con enfermedad inflamatoria intestinal en remisión. Una alternativa más “amigable” de esta dieta consiste en restringir primero solo los alimentos con cantidades altas de FODMAP y después se continúan restringiendo los alimentos que contienen menos FODMAP, hasta llegar al nivel de tolerancia3,4.
    • Dieta baja en alimentos pro-inflamatorios (aceites de semillas, alcohol, carnes rojas y procesadas y alimentos ricos en azúcar, sal y grasas poco saludables): la utilizan las personas con enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa5.

     

    Estas dietas son efectivas para reducir los síntomas digestivos, pero a largo plazo se asocian con una pérdida de diversidad de la microbiota intestinal, un descenso de los lactobacilos y bifidobacterias protectores y un aumento de las bacterias potencialmente patógenas6.

     

    Riesgos y consecuencias de las dietas restrictivas

    Los efectos negativos de las dietas restrictivas sobre tu calidad de vida y la salud de la microbiota son6,7:

    • Alteran la composición de la microbiota intestinal: esto se debe a que limitan las fibras prebióticas que son el alimento favorito de tus bacterias intestinales.
    • Pueden provocar deficiencias de nutrientes (sobre todo fibra, hierro y calcio), especialmente si la dieta no cuenta con la supervisión de un dietista-nutricionista especializado en nutrición digestiva.
    • Son difíciles y caras de seguir: debido a que implican invertir tiempo a la hora de leer las etiquetas de los alimentos y algunos de los alimentos permitidos tienen un coste elevado y son poco apetecibles.
    • Te impiden llevar una vida social aceptable: no todos los restaurantes ofrecen menús seguros y apetecibles para las personas con problemas digestivos.
    • No todas las personas responden bien a una dieta restrictiva: la microbiota intestinal de cada persona influye en la efectividad de la dieta y en algunos casos es posible que los problemas digestivos se deban a otra causa que no se ha diagnosticado (por ejemplo, las personas con deficiencia de la enzima sacarasa-isomaltasa implicada en el metabolismo de los carbohidratos de la patata y del arroz no mejoran con la dieta baja en FODMAPs)

     

    Por todos estos motivos, las dietas restrictivas se deben seguir bajo la supervisión de un dietista-nutricionista y solo en aquellas personas que no tengan riesgo de desnutrición, que tengan unos síntomas digestivos que empeoran con la comida y que no tienen una enfermedad psiquiátrica.

    En el siguiente apartado te explico cómo minimizar el impacto negativo de las dietas restrictivas sobre tu microbiota intestinal.

     

    Cómo cuidar tu salud digestiva si sigues una dieta restrictiva

     Si tu gastroenterólogo y dietista-nutricionista te han recomendado una dieta restrictiva para mejorar tu salud digestiva comprometida, aplica estos tres consejos para reducir al máximo el riesgo de desarrollar una disbiosis intestinal:

    1. Añade un probiótico con respaldo científico desde el principio: añadir de forma continuada un probiótico con cepas de lactobacilos y bifidobacterias y fibras prebióticas contribuye al mantenimiento de tu bienestar digestivo, ayuda a mantener en forma la microbiota intestinal y previene el descenso de las bifidobacterias secundario a la dieta restrictiva8,9.
    2. Los prebióticos también son bienvenidos, pero siempre a dosis bajas: a pesar de que existe la creencia popular que cuando tienes problemas digestivos lo mejor es quitar las fibras fermentables de la dieta, estudios recientes han encontrado que esto a la larga es contraproducente. Tu microbiota intestinal se adapta a la ingesta de prebióticos, así que lo mejor es incorporarlos de forma gradual en lugar de evitarlos por completo. Esto significa que al principio el consumo de fibras prebióticas puede dar lugar a flatulencia, pero esta remite al cabo de 3 semanas de seguir tomando el prebiótico10,11.
    3. Mejora las intolerancias alimentarias y potencia el contacto de tu microbiota con las fibras prebióticas mediante las enzimas digestivas: los suplementos de enzimas digestivas por vía oral que rompen los componentes de los alimentos que no toleras (por ejemplo, los FODMAPs) te ayudan a diversificar tu dieta y aumentar la cantidad y la variedad de prebióticos beneficiosos para que tu microbiota lleve a cabo sus funciones con normalidad12.

     

    Conclusión

    Las dietas restrictivas que excluyen grupos de alimentos pueden perjudicar a tu salud digestiva y a tu microbiota.

    La clave para mejorar tu salud digestiva mediante la alimentación consiste en seguir una dieta lo menos restrictiva posible a la vez que permita mantener a raya los síntomas.

    Los probióticos con lactobacilos y bifidobacterias, los prebióticos a dosis bajas y las enzimas digestivas son tus mejores aliados para reducir el impacto negativo de las dietas restrictivas sobre tu microbiota.

     

    Referencias: 

    1. Staudacher HM, Tuck CJ. How can I improve my gut health if I am on a special diet? Lancet Gastroenterol Hepatol. 2023; 8(10):877. doi: 10.1016/S2468-1253(23)00289-3.
    2. Lewis JD, Sandler RS, Brotherton C, et al. A randomized trial comparing the specific carbohydrate diet to a Mediterranean diet in adults with Crohn’s disease. Gastroenterology. 2021; 161(3):837-852. doi: 10.1053/j.gastro.2021.05.047.
    3. Casellas F, Burgos R, Marcos A, et al. Consensus document on exclusion diets in irritable bowel syndrome (IBS). Rev Esp Enferm Dig. 2018; 110(12):806-824. doi: 10.17235/reed.2018.5941/2018.
    4. Cox SR, Lindsay JO, Fromentin S, et al. Effects of low FODMAP diet on symptoms, fecal microbiome, and markers of inflammation in patients with quiescent inflammatory bowel disease in a randomized trial. Gastroenterology. 2020; 158(1):176-188. doi: 10.1053/j.gastro.2019.09.024.
    5. Gut Microbiota for Health Editing Team. Which dietary components should be promoted, and which ones should be limited in inflammatory bowel disease? Gut Microbiota for Health. 19 de mayo de 2023. Disponible en: https://www.gutmicrobiotaforhealth.com/which-dietary-components-should-be-promoted-and-which-ones-should-be-limited-in-inflammatory-bowel-disease/
    6. Prados A. The low FODMAP diet can pose challenges for people with IBS. What can be done to minimize some of those challenges in clinical practice? Gut Microbiota for Health. 10 de mayo de 2021. Disponible en: https://www.gutmicrobiotaforhealth.com/the-low-fodmap-diet-can-pose-challenges-for-people-with-ibs-what-can-be-done-to-minimize-some-of-those-challenges-in-clinical-practice/
    7. Haller E, Scarlata K. Diet interventions for irritable bowel syndrome: separating the wheat from the chafe. Gastroenterol Clin North Am. 2021; 50(3):565-579. doi: 10.1016/j.gtc.2021.03.005.
    8. Guarner F, Sanders ME (cords.). Guías Mundiales de la Organización Mundial de Gastroenterología. Probióticos y prebióticos. Disponible en: https://www.worldgastroenterology.org/guidelines/probiotics-and-prebiotics/probiotics-and-prebiotics-spanish (consultado el 16 de enero de 2024).
    9. Staudacher HM, Scholz M, Ce Lomer M, et al. Gut microbiota associations with diet in irritable bowel syndrome and the effect of low FODMAP diet and probiotics. Clin Nutr. 2021; 40(4):1861-1870. doi: 10.1016/j.clnu.2020.10.013.
    10. Barber C, Sabater C, Guarner F, et al. Metabolic response of intestinal microbiota to guar gum consumption. Front Nutr. 2023; 10:1160694. doi: 10.3389/fnut.2023.1160694.
    11. Barber C, Mego M, Sabater C, et al. Differential effects of western and Mediterranean-type diets on gut microbiota: a metagenomics and metabolomics approach. Nutrients. 2021; 13(8):2638. doi: 10.3390/nu13082638.
    12. Ianiro G, Pecere S, Giorgio V, et al. Digestive enzyme supplementation in gastrointestinal diseases. Curr Drug Metab. 2016; 17(2):187-193. doi: 10.2174/138920021702160114150137.

    Autor

    Índice de contenidos
      Add a header to begin generating the table of contents
      Productos
      Últimas entradas

      2 comentarios

      1. Mi pareja toma medicación para la ansiedad dada por la psiquiatra. Esto le ha provocado no solo muchísima acidez estomacal, sino que su vientre a comparación del resto del cuerpo esta hinchado como las de los niños desnutridos.
        ¿Puede tener algo relacionado con su microbiota? Y de ser así, ¿qué tendría que digerir o qué dieta debería hacer para tener una salud más normal?

      Deja una respuesta

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      Un espacio para hablar de lo que pocos hablan, de muchas incomodidades que sentimos en nuestro cuerpo y lo que es necesario aprender para alcanzar nuestro bienestar.

      Suscríbete a nuestra newsletter:

      He leído y acepto los términos de la política de privacidad.

      Art. 11 LOPDGDD: Responsable: LABORATORIO STADA, SLU. Fines del tratamiento: Permitir el envío por vía electrónica de comunicaciones sobre información acerca de nuestros productos o servicios y acceso a servicios que puedan ser de interés del usuario. Ejercicio de derechos en rgpd@stada.es. Más info www.stada.es.