Beneficios de los probióticos y los prebióticos para la permeabilidad intestinal

probióticos para la permeabilidad intestinal

De la misma manera que las ciudades medievales del siglo XV estaban rodeadas por unas murallas altas que impedían la invasión de los soldados de la competencia, tus intestinos están rodeados por una barrera intestinal que te protege de la entrada de patógenos.

La barrera intestinal impide que los microorganismos patógenos que ingieres con los alimentos o que inhalas cuando respiras pasen a la circulación sanguínea y te den problemas. Para protegerte, la barrera intestinal cuenta con 3 capas o niveles de defensa1:

  1. Capa externa de moco: es la que está en contacto con la luz del intestino y muchas bacterias buenas que actúan como tu escudo protector viven pegadas a ella.

  2. Capa intermedia de células epiteliales: es una línea fina de células que están pegadas las unas a las otras. Regulan el transporte de agua y de nutrientes hacia el interior de los tejidos.

  1. Capa interna de células inmunitarias: el ejército de defensas que se encuentra debajo de la capa de células epiteliales se encarga de atacar a los patógenos, mientras que no reacciona frente a los alimentos y las bacterias buenas de la microbiota.

Síntomas de la permeabilidad intestinal

Cuando alguna de las tres capas de la barrera intestinal no lleva a cabo sus funciones con normalidad, se produce un aumento de la permeabilidad intestinal. También se conoce como intestino permeable o síndrome del intestino permeable.

Los síntomas de la permeabilidad intestinal son inespecíficos y esto hace que sea difícil de diagnosticar2:

  • Diarrea crónica que se puede acompañar de periodos con estreñimiento.

  • Hinchazón y distensión abdominal, sobre todo después de las comidas.

  • Intolerancias alimentarias.

  • Dolores de cabeza.

  • Falta de energía generalizada y cansancio crónico.

  • Dificultad para concentrarte.

  • Problemas de la piel, como acné o dermatitis atópica.

  • Insomnio.

  • Dificultad para bajar de peso.

  • Dolor de las articulaciones.

Tratamiento de la permeabilidad intestinal

La dieta es lo primero a lo que tienes que prestar atención si quieres mejorar los síntomas de la permeabilidad intestinal.

Los alimentos y nutrientes que te ayudan a tener una barrera intestinal en forma son3,4:

  • Fibras prebióticas (beta glucanos, fructanos, galacto-oligosacáridos y pectina): las encuentras en alimentos como la avena y el salvado de avena, los espárragos y las legumbres. Hay complementos alimenticios que también son ricos en prebióticos. Para aprender a identificarlos, busca que en su etiqueta incluyan alguna de las siguientes palabras: inulina, oligofructosa, fructooligosacáridos o FOS y galactooligosacáridos o GOS.

  • Polifenoles: un consejo para asegurarte que los incluyes en tus menús diarios es añadir verduras y frutas de múltiples colores en tus platos (por ejemplo, los frutos del bosque son ricos en polifenoles).

  • Glutamina: es un aminoácido que ayuda a sellar los espacios que hay entre las células epiteliales. La encuentras en los alimentos de origen animal (carne, pescado y huevos) y también en forma de complementos alimenticios.

  • Vitamina D: la obtienes mayoritariamente exponiendo la piel de tu cara y brazos a las radiaciones del sol de 15 a 20 minutos cada día. Los alimentos que son fuentes importantes de vitamina D son el pescado azul, la leche, la mantequilla y los huevos.

  • Zinc: los huevos y los mariscos, junto con las carnes, son los alimentos que te aportan más zinc. Si eres vegetariano, la levadura de cerveza, el germen de los cereales y las pipas de girasol son excelentes fuentes de este mineral del que no dispones de reservas en tu cuerpo.

  • Probióticos: algunos probióticos pueden mejorar los síntomas de la permeabilidad intestinal.

Sin embargo, te conviene limitar los siguientes alimentos y situaciones de la vida cotidiana que debilitan tu barrera intestinal3,4:

  • Dieta alta en grasas saturadas: sustituye las grasas saturadas y las grasas trans de los lácteos enteros y los alimentos ultraprocesados por las grasas monoinsaturadas (aceite de oliva) y poliinsaturadas (nueces, pescado azul) para mejorar la permeabilidad intestinal.

  • Alcohol: las bebidas alcohólicas, tanto si las consumes de forma esporádica como de forma habitual, favorecen el paso de las sustancias del interior de tu intestino a la sangre, contribuyendo a desencadenar una respuesta inflamatoria.

  • Emulsionantes: se utilizan como aditivos en el proceso de fabricación de los helados, la bollería industrial y los platos precocinados. Su consumo se ha relacionado con un mayor riesgo de enfermedades inflamatorias intestinales debido a que contribuyen a aumentar la permeabilidad intestinal.

  • Estrés: el estrés físico y psicológico es, junto a la dieta y no dormir poco (o tener un sueño de mala calidad), el principal responsable de los síntomas de la permeabilidad intestinal.

  • Abuso de antibióticos, antiinflamatorios y protectores de estómago: utiliza estos medicamentos bajo prescripción médica y preferiblemente de forma temporal como parche hasta que encuentres cuál es la causa de tu problema de tu salud.

Probióticos para mejorar la permeabilidad intestinal

Dentro de tu alimentación, ensayos clínicos recientes en humanos han encontrado que algunos probióticos específicos administrados en forma de complementos alimenticios pueden mejorar la permeabilidad intestinal. Esto es debido a que los probióticos actúan simultáneamente reestableciendo la función normal de la barrera intestinal y ayudan a eliminar la causa de la permeabilidad intestinal a través de reducir la inflamación intestinal y equilibrar la microbiota intestinal5.

Esto se traduce en que los probióticos pueden ayudarte a mejorar la permeabilidad intestinal que está alterada en muchas enfermedades digestivas (por ejemplo, el intestino irritable) y extradigestivas (por ejemplo, la obesidad)5,6.

Pero ten en cuenta que no todos los probióticos han mostrado ser efectivos y seguros para mejorar la permeabilidad intestinal y es importante que escojas solo los probióticos que cuentan con respaldo científico. Las tres categorías de probióticos que más se han estudiado para mejorar la permeabilidad intestinal son las mezclas de diferentes cepas de Lactobacillus plantarum y Pediococcus acidilactici5, la levadura Saccharomyces boulardii6 y algunas especies de probióticos derivados del suelo del género Bacillus7.

La combinación de las cepas de L. plantarum CECT 7484, L. plantarum CECT 7485 y P. acidilactici CECT 7483 es una de las más estudiadas para reducir la permeabilidad y la inflamación intestinal, que se encuentran alteradas en las personas con intestino irritable8,9. Otras combinaciones de probióticos que pueden mejorar los síntomas digestivos relacionados con un desequilibrio de la microbiota intestinal son la mezcla de Bifidobacterium lactis Bl-04®, Lactobacillus acidophilus NCFM®, B. lactis Bi-07®, L. paracasei LPC-37®, la mezcla de bacterias y levaduras de algunos tipos de kéfir y L. casei Shirota10.

Recientemente, se ha visto que el probiótico B. breve Bif195 puede aliviar las úlceras provocadas por la Aspirina, lo que apoya el empleo de los probióticos para mejorar la permeabilidad intestinal11. Además de escoger el probiótico adecuado, recuerda que la dosis y la duración del tratamiento probiótico influyen en su eficacia, siendo necesarios tratamientos de larga duración para conseguir beneficios sobre la permeabilidad intestinal10.

Conclusión

La barrera intestinal es la primera línea de defensa contra los patógenos y otras sustancias nocivas que atraviesan por la luz del intestino.

Una dieta que incluya fibras prebióticas, polifenoles, glutamina, vitamina D, zinc y probióticos es tu mejor aliado para mejorar la permeabilidad intestinal.

Los probióticos que más se han estudiado para mejorar la permeabilidad intestinal son las mezclas de cepas Lactobacillus plantarum y Pediococcus acidilactici, la levadura Saccharomyces boulardii y los probióticos del género Bacillus derivados del suelo.

Referencias:

  1. European Society of Neurogastroenterology & Motility. Learning about the gut barrier’s essential role to our health. Disponible en: https://www.gutmicrobiotaforhealth.com/learning-about-the-gut-barriers-essential-role-to-our-health/ (consulta el 20 de septiembre de 2022).

  2. Camilleri M. Leaky gut: mechanisms, measurement and clinical implications in humans. Gut. 2019; 68(8):1516-1526. doi: 10.1136/gutjnl-2019-318427.

  3. Camilleri M, Vella A. What to do about the leaky gut. Gut. 2022; 71:424-435. doi: 10.1136/gutjnl-2021-325428.

  4. Camilleri M, Lyle BJ, Madsen KL, et al. Role for diet in normal gut barrier function: developing guidance within the framework of food-labeling regulations. Am J Physiol Gastrointest Liver Physiol. 2019; 317(1):G17-G39. doi: 10.1152/ajpgi.00063.2019.

  5. Bron PA, Kleerebezem M, Brummer RJ, et al. Can probiotics modulate human disease by impacting intestinal barrier function? Br J Nutr. 2017; 117(1):93-107. doi: 10.1017/S0007114516004037.

  6. Terciolo C, Dapoigny M, Andre F. Beneficial effects of Saccharomyces boulardii CNCM I-745 on clinical disorders associated with intestinal barrier disruption. Clin Exp Gastroenterol. 2019; 12:67-82. doi: 10.2147/CEG.S181590.

  7. Du SX, Jia YR, Ren SQ, et al. The protective effects of Bacillus licheniformis preparation on gastrointestinal disorders and inflammation induced by radiotherapy in pediatric patients with central nervous system tumor. Adv Med Sci. 2018; 63(1):134-139. doi: 10.1016/j.advms.2017.09.005.

  8. Barraza-Ortiz DA, Pérez-López N, Medina-López VM, et al. Combination of a probiotic and an antispasmodic increases quality of life and reduces symptoms in patients with irritable bowel syndrome: a pilot study. Dig Dis. 2021; 39(3):294-300. doi: 10.1159/000510950.

  9. Lorenzo-Zúñiga V, Llop E, Suárez C, et al. I.31, a new combination of probiotics, improves irritable bowel syndrome-related quality of life. World J Gastroenterol. 2014; 20(26):8709-8716. doi: 10.3748.wjg.v20.i26.8709.

  10. Organización Mundial de Gastroenterología. Probióticos y prebióticos. Febrero de 2017. Disponible en: https://www.worldgastroenterology.org/guidelines/probiotics-and-prebiotics/probiotics-and-prebiotics-spanish (consulta el 20 de septiembre de 2022).

  11. European Society of Neurogastroenterology & Motility’s blog. Andreu Prados. A Bifidobacterium probiotic strain may reduce aspirin-related intestinal damage in healthy volunteers. Disponible en: https://www.gutmicrobiotaforhealth.com/a-bifidobacterium-probiotic-strain-may-reduce-aspirin-related-intestinal-damage-in-healthy-volunteers/ (consulta el 20 de septiembre de 2022).

The following two tabs change content below.

Andreu Prados

Copywriter de salud y docente en Andreu Prados Comunicación Cientí­fica
Farmacéutico y dietista-nutricionista especializado en comunicación del sector salud. Redactor médico y consultor de comunicación en salud para empresas e instituciones del sector de la salud y la investigación biomédica. Compagina la actividad de consultoría con la docencia como profesor de másteres y formación continua en la Universidad de Barcelona, la Universidad Ramon Llull y la Universidad Isabel I.
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Apúntate a nuestra newsletter!

Art. 11 LOPDGDD: Responsable: LABORATORIO STADA, SLU. Fines del tratamiento: Permitir el envío por vía electrónica de comunicaciones sobre información acerca de nuestros productos o servicios y acceso a servicios que puedan ser de interés del usuario. Ejercicio de derechos en rgpd@stada.es. Más info www.stada.es.

He leído y acepto los términos de la política de privacidad.