¿Cómo te pueden ayudar los probióticos a controlar el colesterol?

probioticos contra colesterol

Tener el colesterol alto (hipercolesterolemia) aumenta los riesgos de enfermedades o accidentes cardiovasculares. A nivel mundial, el colesterol alto causa 1/3 de las cardiopatías isquémicas y es responsable de hasta 2,6 millones de muertes1.

Para que te hagas una idea de cual es la magnitud del problema, se estima que el 56% de los adultos españoles tienen el colesterol alto y es preocupante ver que cada vez es más habitual que se detecte en edades más tempranas2.

Si además de tener alto el colesterol alto tienes otros factores de riesgo como edad avanzada, hipertensión, diabetes tipo 2, sobrepeso u obesidad y un estilo de vida sedentario tienes más posibilidades de tener alguna enfermedad cardiovascular. Esto significa que tener el colesterol alto será más o menos peligroso en función de tu estado de salud de partida.

Cómo controlar el colesterol

Los dos pilares para controlar el colesterol que cuentan con más respaldo científico son:

  1. Una dieta basada mayoritariamente en alimentos de origen vegetal no procesados y que puedes complementar con 2 g de esteroles vegetales al día y probióticos.

  1. Hacer ejercicio físico: los tipos de ejercicio que más te ayudan a controlar el colesterol son andar 5 veces por semana (como mínimo 1 hora cada vez), correr (importa más la constancia que la distancia) y el entrenamiento de resistencia (por ejemplo, sentadillas y levantar mancuernas mientras das zancadas) como mínimo 3 veces por semana y una duración de 40-50 minutos cada vez3.

Si estas medidas no te funcionan, es posible que tengas que recurrir al tratamiento farmacológico con estatinas que te prescribirá tu médico de cabecera o cardiólogo (las estatinas están justificadas cuando tienes más de 320 mg/dl de colesterol en sangre)4.

El colesterol que tienes que mantener a raya tiene dos orígenes: puedes obtenerlo a través de la dieta (colesterol exógeno) y también lo fabricas en el hígado (colesterol endógeno). Mientras que el colesterol que ingieres con los alimentos representa tan solo 1/3 de todo el colesterol que circula por tu organismo, las 2/3 partes restantes corresponden al colesterol que produce tu hígado.

Tanto el colesterol exógeno como el endógeno se transportan por la sangre unidos a unos vehículos o lipoproteínas. Cuando hablamos de controlar el colesterol nos referimos al colesterol que viaja por la sangre unido a las lipoproteínas LDL (del inglés, low density lipoproteins), que son las más problemáticas porque transportan el colesterol desde tu hígado hacia todos los órganos de tu cuerpo.

Mientras que las lipoproteínas HDL (del inglés high density lipoproteins) transportan el exceso de colesterol de los tejidos y órganos de tu organismo hacia el hígado donde se recicla y por este motivo se considera un factor de protección cardiovascular.

Alimentos para controlar el colesterol alto

Solo los alimentos de origen animal te aportan colesterol y para controlar el colesterol alto tienes que empezar por no sobrepasar la dosis de 300 miligramos de colesterol en tu dieta.

Sigue estas recomendaciones para controlar tus niveles de colesterol5:

  • Aumenta el consumo de alimentos con grasas monoinsaturadas, como los aguacates, las aceitunas y el aceite de oliva (cuatro cucharadas soperas al día).

  • Aumenta el consumo de legumbres: son una fuente de lecitina, fibra y esteroles vegetales que contribuyen a reducir la absorción del colesterol en el intestino y aportan sustancias protectoras cardiovasculares.

  • Incluye verduras y hortalizas en la comida y la cena: son alimentos que apenas contienen grasa y calorías y llevan una gran dosis de vitaminas antioxidantes (vitamina C y carotenos) que disminuyen la oxidación de las lipoproteínas LDL y fibra y esteroles vegetales, que disminuyen la absorción de colesterol en el intestino.

  • Prioriza los huevos (3 o 4 huevos a la semana) y el pescado (3-4 raciones por semana) frente a las carnes rojas.

  • Los alimentos que debes reducir porque son los que contienen más colesterol son la bollería elaborada con grasa de origen animal, las vísceras (hígado, paté de hígado, riñones, sesos), los lácteos enteros y el marisco (langosta, langostinos, gambas, calamar y sepia).

  • No te olvides de controlar tu peso y de hacer un poco de ejercicio cada día, siendo lo ideal realizar 300 minutos semanales de actividad física en sesiones nunca inferiores a 10 minutos.

 

Probióticos para el colesterol alto

Las investigaciones recientes han encontrado que la microbiota intestinal puede jugar un papel clave a la hora de controlar el colesterol, sobre todo en aquellas personas que no responden a la dieta.

Dentro de una dieta que priorice los alimentos de origen vegetal frente a los de origen animal, los probióticos son una forma natural y segura de bajar tu colesterol LDL a través de actuar sobre la microbiota intestinal.

Pero no sirve cualquier probiótico para bajar el colesterol.

Lactoflora® Colesterol es una mezcla única con las cepas probióticas de origen humano Lactobacillus plantarum CECT 7527, L. plantarum CECT 7528 y L. plantarum CECT 7529, omega-3 y vitamina B1 que cuenta con estudios propios6-9 para ayudarte a mantener tus niveles del colesterol de forma 100% natural y segura gracias a:

  • Secuestrar tanto el colesterol de la dieta como el que fabrica tu hígado para favorecer su eliminación por las heces, impidiendo que se acumule en tus arterias.

  • Estimular la producción de metabolitos bacterianos beneficiosos como el propionato, un ácido graso de cadena corta que inhibe la síntesis hepática de colesterol, que es el origen de la mayoría del colesterol que tienes en sangre.

  • Sus efectos se potencian si además cuidas tu alimentación y te mueves.

  • No da lugar a efectos secundarios a diferencia de la la monacolina K de la levadura roja de arroz y las estatinas11.

Para quien está indicado Lactoflora Colesterol:

  • En pacientes sanos o con sobrepeso con hipercolesterolemia y/o hipertrigliceridemia leve o moderada, como tratamiento combinado con una dieta cardiosaludable y un aumento del ejercicio físico.

  • En pacientes con hipercolesterolemia y/o hipertrigliceridemia que se están tratando con medicamentos para reducir el riesgo cardiovascular, para conseguir una protección cardiovascular de amplio espectro.

 

Conclusión

Tener el colesterol alto aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares y causa 2,6 millones de muertes.

La dieta y el ejercicio físico son las herramientas a las que puedes acudir como primera opción para controlar el colesterol.

Incorporar probióticos específicos puede servirte de gran ayuda si con la alimentación y no consigues los efectos deseados.

Los probióticos son una forma natural y segura de bajar tu colesterol LDL a través de actuar sobre la microbiota intestinal y el metabolismo del colesterol y ofrecen ventajas frente a los demás complementos naturales que existen para reducir el colesterol.

Referencias bibliográficas:

  1. Organización Mundial de la Salud. Dieta, nutrición y prevención de enfermedades crónicas. Disponible en: https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/42755/WHO_TRS_916_spa.pdf (consulta el 12 de septiembre de 2022).

  2. 2017 Global Nutrition Report. Disponible en: https://globalnutritionreport.org/reports/2017-global-nutrition-report/ (consulta el 12 de septiembre de 2022).

  3. Bubnis D. Does exercise lower cholesterol? Disponible en: https://www.medicalnewstoday.com/articles/does-exercise-lower-cholesterol (consulta el 12 de septiembre de 2022).

  4. Ministerio de Sanidad. Guía de Práctica Clínica sobre el manejo de los lípidos como factor de riesgo cardiovascular. Disponible en: https://portal.guiasalud.es/wp-content/uploads/2018/12/GPC_567_Lipidos_Osteba_compl.pdf (consulta el 12 de septiembre de 2022).

  5. Gil Hernández A. (dir.). Tratado de nutrición. Tomo IV Nutrición Humana en el Estado de Salud: 3ª ed. Madrid: Editorial Médica Panamericana; 2017.

  6. Fuentes MC, Lajo T, Carrión JM, et al. A randomized clinical trial evaluating a proprietary mixture of Lactobacillus plantarum strains for lowering cholesterol. Med J Nutr Metab. 2016; 9(2):125-135. doi: 10.3233/MNM-160065.

  7. Fuentes MC, Lajo T, Carrión JM, et al. Cholesterol-lowering efficacy of Lactobacillus plantarum CECT 7527, 7528 and 7529 in hypercholesterolemic adults. Br J Nutr. 2013; 109(10):1866-1872. doi: 10.1017/S000711451200373X.

  8. Espadaler J, Audivert S, Navarro-Tapia E, et al. Demographic and clinical characteristics influencing the effects of a cholesterol-lowering probiotic. Ann Nutr Metab. 2019; 74(suppl 1):1-31. doi: 10.1159/000496759.

  9. Kerlikowsky F, Greupner T, Müller M, et al. Probiotic formulation influences blood cholesterol levels: A randomized, controlled trial during the COVID-19 pandemic. 2021 ESPEN Virtual Congress. Disponible en: http://www.postersessiononline.eu/173580348_eu/congresos/ESPEN2021/aula/-P_229_ESPEN2021.pdf (consulta el 12 de septiembre de 2022).

  10. EFSA Panel on Dietetic Products, Nutrition and Allergies (NDA). Scientific Opinion on the Tolerable Upper Intake Level of eicosapentaenoic acid (EPA), docosahexaenoic acid (DHA) and docosapentaenoic acid (DPA). EFSA Journal. 2012; 10(7):2815.

  11. EFSA Panel on Food Additives and Nutrient Sources added to Food. Scientific opinion on the safety of monacolins in red yeast rice. EFSA Journal. 2018; 16(8):e05368. doi: 10.2903/j.efsa.2018.5368.

The following two tabs change content below.

Andreu Prados

Copywriter de salud y docente en Andreu Prados Comunicación Cientí­fica
Farmacéutico y dietista-nutricionista especializado en comunicación del sector salud. Redactor médico y consultor de comunicación en salud para empresas e instituciones del sector de la salud y la investigación biomédica. Compagina la actividad de consultoría con la docencia como profesor de másteres y formación continua en la Universidad de Barcelona, la Universidad Ramon Llull y la Universidad Isabel I.
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Apúntate a nuestra newsletter!

Art. 11 LOPDGDD: Responsable: LABORATORIO STADA, SLU. Fines del tratamiento: Permitir el envío por vía electrónica de comunicaciones sobre información acerca de nuestros productos o servicios y acceso a servicios que puedan ser de interés del usuario. Ejercicio de derechos en rgpd@stada.es. Más info www.stada.es.

He leído y acepto los términos de la política de privacidad.