Consejos dietéticos para el síndrome del Intestino Irritable (SII) (o colon irritable)

colon irritable

Se desconoce el origen de este trastorno intestinal tan molesto y común que afecta entre un 10 y un 15% de la población de Europa y Estados Unidos.

Los síntomas característicos son: dolor abdominal, diarrea y/o estreñimiento, hinchazón y gases. Hay diferentes tratamientos, pero el dietético-nutricional es la base de todos. Por ello será importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Evitar comidas muy copiosas. Será mejor dividir las comidas en diferentes tomas a lo largo del día en lugar de reducirlas a 2 o 3. También será importante comer despacio y en un ambiente tranquilo.
  • Reducir al máximo la ingesta de alimentos precocinados, con salsas y alimentos ricos en grasa.
  • Evitar alimentos que pueden provocar dolor abdominal como especias picantes, chocolate, helados cremosos, bebidas carbonatadas…
  • Se recomienda el uso de probióticos, ya que mejoran el movimiento y la sensibilidad intestinal.
  • En caso de tener estreñimiento se deberá aumentar la cantidad de fibra. Una manera fácil es sustituyendo la pasta y el arroz refinados por integrales, potenciando las legumbres (al menos dos veces a la semana), incluir frutos secos y frutas deshidratadas en la dieta, llegar a cubrir 2-3 piezas de fruta diarias con piel a ser posible y 2 raciones de verduras (crudas y cocidas), así como aumentar la actividad física y el consumo de agua.
  • En caso de tener diarrea será necesario excluir alimentos flatulentos como la col, coliflor, coles de Bruselas, legumbres o cebolla y también los que contengan fibra insoluble (salvado de trigo, cereales integrales y algunas frutas como la piña, las castañas o frutas deshidratadas). Limitar las grasa en la dieta (mantequilla, mayonesa, leche entera, nata…), incluir el membrillo a diario si es necesario y beber líquidos fuera de las comidas, por ejemplo agua de arroz o de zanahoria con sal, caldo vegetal con sal…

En los últimos años se ha llegado a la conclusión que una dieta baja en hidratos de carbono fermentables (FODMAP) ayuda a los pacientes con SII. Hasta un 70% mejoran sus síntomas asociados siguiendo este patrón dietético. Algunos de estos alimentos a evitar son: leche, yogur, avena, cebada, mijo, alcachofas, ajo, brócoli, lentejas, remolacha, cerezas, mango y manzana.

Por otro lado, también vemos a diario en consulta clínica como ayuda en pacientes con colon irritable seguir una dieta baja en histamina, molécula pro-inflamatoria que se encuentra en muchos alimentos como: conservas de pescado azul, bebidas alcohólicas, lácteos y cítricos. Si la histamina no se elimina correctamente a través de la enzima intestinal Diamino Oxidasa (DAO) se acumula en el organismo dando molestias intestinales, entre otras.

¿Quién ha escrito este post?

Adriana Duelo. Diestista y Nutricionista

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *