Recomendaciones para mantener un buen estado de salud

beneficios de los probioticos para la salud

Algunos cambios de la sociedad actual, como las dietas con más azúcar, sal y grasas saturadas, los malos hábitos y los estilos de vida poco saludables, contribuyen a un cambio en la microbiota intestinal. Este cambio en la microbiota participa y contribuye en algunas de las epidemias mundiales actuales como la obesidad, la depresión y otros trastornos mentales.

Beneficios de los probióticos para la salud

La microbiota es, actualmente, una de las áreas más estudiadas en la investigación científica y médica, y se sabe que ejerce una marcada influencia en nosotros, tanto en generar enfermedades como en mantener la salud en general.  Una de las medidas más importantes que podemos tomar es llevar un estilo de vida saludable, con una dieta baja en azúcares y en productos procesados con grasas saturadas y rica en verduras. Este gesto ya modificará, en parte, nuestra microbiota intestinal.  Los probióticos generan un aumento en la respuesta inmunológica (“las defensas” de nuestro cuerpo), producen sustancias antimicrobianas (que ayudan a combatir a las bacterias patógenas) y compiten con patógenos, de modo que las bacterias nocivas quedan desplazadas e interaccionan menos con el organismo. Además, los probióticos muestran adhesión y colonización (al menos transitoria) en el cuerpo humano, lo que puede aumentar su tiempo de retención (y facilitando que la actividad probiótica se prolongue).

Los probióticos previenen algunas enfermedades

Algunos probióticos pueden inhibir selectivamente el crecimiento de bacterias patogénicas. Hay probióticos que promueven el crecimiento de bifidobacterias que producen glutamina y ayudan a mantener la integridad de la mucosa intestinal y refuerzan la función de barrera que tiene esta mucosa.

Los probióticos pueden tener efecto anticancérigeno

Algunas bacterias patógenas, como el E. coli enterohemorrágico y el Clostridium perfringens, parecen estar asociadas al desarrollo de cáncer de colon. Hay algunos probióticos como las bifidobacterias que inhiben específicamente el crecimiento de estas bacterias patógenas y desarrollan un ambiente favorable con actividad antitumoral y destruyen algunas de las células que podrían haberse alterado por estas bacterias.

Los probióticos promueven una buena salud dental

La caries dental es una enfermedad de origen bacteriano en la que están implicados muchos factores y se caracteriza por la desmineralización ácida del esmalte dental. Para tener un efecto beneficioso en limitar o prevenir la caries dental, un probiótico debe poder adherirse a las superficies dentales e integrarse en las comunidades bacterianas que forman la biopelícula (o biofilm) dental (microbiota de la boca). También debe competir con las bacterias que provocan la caries y bloquearlas, evitando así su proliferación. Algunos estudios han demostrado que algunas cepas bacterianas utilizadas en productos lácteos tienen la capacidad de integrarse en la biopelícula presente en una superficie dental e interferir con el desarrollo de caries así como aumentar el pH de la saliva y generar una mejor placa dental. Por lo que consumir productos lácteos a diario podría llegar a prevenir, de algún modo, la caries dental.

Por otro lado, algunos probióticos como la mezcla de cepas de L. brevis y L. plantarum u otros como  L. salivarius, L. rhamnosus o B. Lactis han demostrado reducir la caries dental y tener un efecto protector frente a ésta, así como mejorar otras enfermedades orales como la periodontitis, gingivitis y el mal aliento.

Referencias:

Bell V, et al. Foods 2018

probioticos para la salud dental

The following two tabs change content below.
Míriam Mañosa

Míriam Mañosa

Doctora en Medicina en Hospital Germans Tries i Pujol
Servicio de Aparato Digestivo Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal Hospital Universitari Germans Tries i Pujol Badalona

Un comentario en “Recomendaciones para mantener un buen estado de salud

  1. He leído artículos sobre como la microbiota intestinal puede alterar la bioquímica cerebral y cambiar comportamientos y condiciones neurológicas.
    Muy interesante lectura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *