Beneficios de la leche materna para el bebé

beneficios leche materna

Calostro

Las primeras gotitas de leche materna que recibe tu bebé juegan un papel muy importante en su desarrollo y el de su sistema inmunológico. Esta leche de apariencia entre blancuzca y amarillenta se llama calostros y es rica en nutrimentos y anticuerpos que tu bebé necesita justo después de nacer.

El calostro contiene una sustancia llamada inmunoglobulina A secretora, la cual forma una capa protectora sobre las membranas mucosas en los intestinos, nariz y garganta de tu bebé, precisamente las partes más susceptibles a virus, bacterias e infecciones. Aunque tu bebé recibe apenas unas gotitas, esa es la cantidad justa que puede consumir, pues al nacer la capacidad del estómago de tu bebé es apenas siete mililitros (el tamaño de una canica grande).

 

Ayuda a prevenir el síndrome de muerte súbita del lactante

A pesar de que se desconoce a ciencia cierta la causa de la muerte súbita del lactante, las estadísticas apuntan a que los bebés que toman leche materna tienen un riesgo entre 60% y 73% menor de sufrir este síndrome.

 

Alimento completo

La leche materna ofrece la combinación ideal de nutrimentos para el bebé, incluyendo las vitaminas, proteínas y grasas que necesita. Además, su composición cambia con el bebé para satisfacer las necesidades en sus diferentes etapas de desarrollo.

 

Defensa contra riesgos en su medio ambiente

La lecha materna contiene anticuerpos que le ayudan a tu bebé a combatir diferentes tipos de virus, bacterias e infecciones. Pero aún más importante, debido a que provienen de la madre, los anticuerpos que se transmiten son específicamente aquellos que le permiten combatir los peligros a los que tu bebé está expuesto en su medio ambiente. Ninguna fórmula podría brindar este beneficio personalizado.

 

Bebés más saludables

Los bebés que se alimentan con lecha materna exclusivamente durante los primeros seis meses de vida tienen menos infecciones en el oído, enfermedades respiratorias (incluyendo asma), y molestias digestivas e intestinales. En general, los bebés que toman leche materna también tienen menos visitas al médico y hospitalizaciones. Estos pequeños también tienen un riesgo 2,8 veces mayor de padecer infecciones gastrointestinales. Y aún cuando los bebés amamantados se enferman, sus condiciones son menos severas y mejoran con más rapidez.

 

Prevención de alergias

Los bebés alimentados con leche materna también sufren menos alergias a alimentos, factores ambientales y en la piel. La liga de la leche asegura que  la lactancia materna previene las alergias por dos razones principales: el bebé está expuesto a menos alérgenos en los primeros meses de vida, que es la etapa más susceptible y  la cubierta protectora que ofrece el calostro evita que potenciales alérgenos penetren el sistema del bebé. La lactancia materna es de vital importancia si la familia del bebé tiene historial de alergias.

 

Leche materna es más fácil de digerir

Esto previene incomodidades en el bebé relacionadas con su incipiente sistema digestivo, incluyendo diarrea, estreñimiento y cólico. Además, el cuerpo del bebé aprovecha mejor los nutrientes.

 

Previene obesidad

La leche materna contiene la nutrición exacta para tu pequeño y como además es auto regulada, tu peque tiene mejores probabilidades de aumentar el peso justo y aprender a comer lo justo.

 

Además, la nutrición de la lactancia materna en las primeras etapas de la vida del bebé es determinante en el desarrollo del sistema inmunológico del bebé. A largo plazo, la leche materna te ayuda a proteger a tu bebé contra algunos tipos de cáncer infantil, diabetes, presión arterial elevada, altos niveles de colesterol y enfermedades en los intestinos (Chron y colitis ulcerosa).

Suponemos que después de ver estos numerosos beneficios para la salud de tu bebé, estarás más convencida de darle leche materna, pero si aún dudas, mira los beneficios de la lactancia para la madre.

 

Probióticos para niños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *