logo Lactoflora
Inicio / Salud íntima / ¿Cómo me pueden ayudar los probióticos a corregir la disbiosis asociada a la menopausia?

¿Cómo me pueden ayudar los probióticos a corregir la disbiosis asociada a la menopausia?

La menopausia es la etapa de la vida de la mujer en la que desaparece la menstruación. En los países desarrollados, la edad promedio a la que aparece la menopausia es a los 50 años. Sin embargo, una encuesta reciente encontró que un 55% de las mujeres de 45 años se clasifican como pre -menopáusicas1.

Esta etapa es normal y se acompaña de cambios hormonales que se traducen en cambios en el estado de ánimo, sofocos, una mayor facilidad para ganar peso, una pérdida de masa ósea y más infecciones urinarias.

Cuidar la alimentación durante esta etapa es clave para aprovechar mejor los nutrientes de la dieta como el calcio y la vitamina D, regenerar los tejidos y prevenir las enfermedades cardiovasculares.

Te contamos cómo mantener a raya la disbiosis intestinal que aparece en la menopausia para tener una mayor calidad de vida en los años posteriores.

 

Estrógenos, menopausia y consecuencias

El gran cambio hormonal que se produce en la menopausia es la disminución de la producción de estrógenos y progesterona porque tus ovarios dejan de liberar óvulos2.

La transición a la menopausia puede durar varios años. La edad media de la menopausia es de 51 años, pero puede ocurrir en mujeres desde los 40 hasta los 55 años. Los factores que favorecen una menopausia temprana son fumar, tener una enfermedad autoinmunitaria, tener desnutrición o vivir a gran altitud2.

Los niveles bajos de estrógenos son los principales responsables de los síntomas de la menopausia, que se acompañan de una desaparición progresiva de la menstruación. Otras veces la menopausia está causada por la extirpación de los ovarios, por la administración de quimioterapia y por la terapia hormonal para el cáncer de mama3.

 

Síntomas de la menopausia

Los síntomas de la menopausia varían en función de cada mujer, suelen durar 5 o más años e incluyen2,3:

  • Sequedad vaginal, que se acompaña de una reducción del apetito sexual
  • Ansiedad, irritabilidad y depresión
  • Infecciones urinarias frecuentes
  • Altibajos emocionales
  • Fatiga crónica
  • Insomnio

 

Además, a largo plazo la menopausia se acompaña de3:

  • Unos huesos más frágiles
  • Problemas de salud cardiovascular derivados de un colesterol elevado
  • Un metabolismo enlentecido (hace que tengas más facilidad para ganar peso, aunque comas lo mismo que antes)

 

Todos estos síntomas van a tener un enorme impacto en tus actividades cotidianas, tu vida íntima, tu salud emocional e incluso en las relaciones con tus amigas y familiares.

Mientras que la terapia hormonal sustitutiva a corto plazo ha mostrado ser efectiva para aliviar los sofocos, las sudoraciones, las molestias genitourinarias y los cambios emocionales, no está exenta de riesgos. Estos efectos secundarios incluyen los problemas del hígado, un mayor riesgo de trombos y hemorragia vaginal, lo que explica que cada vez más mujeres busquen tratamientos alternativos que sean seguros y más naturales4.

Algunos estudios recientes sugieren que los síntomas de la menopausia pueden ser a causa de un desequilibrio en la microbiota intestinal.

 

Disbiosis intestinal en la menopausia

Los estrógenos también afectan a la microbiota intestinal y se ha visto que las mujeres post-menopáusicas tienen una microbiota intestinal menos diversa en comparación con las mujeres pre-menopáusicas5,6.

Los estrógenos se metabolizan mayoritariamente en el hígado, pero una parte pasan al intestino y allí se metabolizan por la microbiota. En particular, el conjunto de microorganismos intestinales implicados en el metabolismo de los estrógenos se conoce como estroboloma7,8.

La bajada de estrógenos en la menopausia también provoca una alteración de la microbiota que de habita de forma natural en la vagina y en las vías urinarias dando lugar a la aparición de infecciones vaginales y urinarias que se vuelven recurrentes.

 

Probióticos para la disbiosis intestinal

Los probióticos en la menopausia ayudan a corregir las complicaciones derivadas de la disbiosis intestinal y genitourinaria que aparecen por la reducción de los estrógenos.

La menopausia se asocia con una disbiosis intestinal. En particular, hay una disminución de los microorganismos intestinales que tienen la enzima b-glucuronidasa (GUS) implicada en la reactivación de los estrógenos en el intestino9.

Esto hace que se estén estudiando algunas cepas probióticas que contribuyen a recuperar el equilibrio de los estrógenos en la transición a la menopausia. Por ejemplo, un ensayo clínico reciente muestra que una mezcla de tres cepas de Levilactobacillus brevis, Lactiplantibacillus plantarum y Pediococcus acidilactici fabrican la enzima GUS que ayuda a reaprovechar los estrógenos en el intestino y, por tanto, contribuye a reequilibrar sus niveles en el cuerpo10.

A través de actuar sobre los niveles de estrógenos, los probióticos tienen ventaja frente a otros suplementos que actúan sobre la causa de los síntomas de la menopausia en lugar de centrarse solo en aliviar los síntomas negativos de la menopausia.

Los probióticos también son una opción efectiva y segura para ayudarte a reducir tus niveles de colesterol actuando a nivel del metabolismo de los ácidos biliares, la síntesis endógena de colesterol y el colesterol de los alimentos11-14.

Sus efectos beneficiosos para reducir el colesterol los empiezas a notar desde la primera semana. Además, los probióticos tienen la ventaja que son compatibles con los medicamentos que te haya pautado tu médico para el colesterol, la hipertensión arterial y la diabetes11-14.

Y si tienes 4 o más episodios de infecciones vaginales al año que son duras de roer, tener siempre a mano un probiótico a base de Lacticaseibacillus rhamnosus Lcr35® te ayudará a corregir los desequilibrios de la microbiota vaginal.

Si lo que te quita el sueño son las infecciones urinarias, puedes incorporar un probiótico con Lactobacillus plantarum CECT 8675 y L. plantarum CECT 8677, solo o combinado con el anterior.

 

Conclusión

La menopausia se acompaña de una bajada de los estrógenos que se traduce en cambios en el estado de ánimo, una mayor facilidad para ganar peso, una pérdida de masa ósea, más infecciones urinarias y sofocos.

En la menopausia hay una reducción de los microorganismos intestinales implicados en la reactivación de los estrógenos en el intestino.

Algunas cepas probióticas pueden ayudar a equilibrar los niveles de estrógenos, reducir los niveles altos de colesterol y corregir la disbiosis genitourinaria durante la menopausia.

 

Referencias: 

  1. FMCG Gurus. Addressing the needs of post-menopausal women – Global Report 2023. Disponible en: https://fmcggurus.com/reports/fmcg-gurus-addressing-the-needs-of-post-menopausal-women-global-report-2023/ (consultado el 21 de noviembre de 2023).
  2. Pinkerton JV. Menopausia. Manual MSD. Versión para público general. Disponible en: https://www.msdmanuals.com/es-es/hogar/salud-femenina/menopausia/menopausia (consultado el 21 de noviembre de 2023).
  3. MedlinePlus. Menopausia. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000894.htm (consultado el 21 de noviembre de 2023).
  4. Bosch Pujadas M, Prados Bo A, Rabassa M. Intervencions dietètiques i d’estil de vida en l’abordatge de la simptomatologia vasomotora en la menopausa i postmenopausa des de l’oficina de farmàcia. Circular Farmacèutica. 2023; 81(2):43-48. Disponible en: https://www.cofb.org/documents/10136/1070698/Circular81-2_DEF.pdf
  5. Monteleone P, Mascagni G, Giannini A, et al. Symptoms of menopause – global prevalence, physiology and implications. Nat Rev Endocrinol. 2018; 14(4):199-215. doi: 10.1038/nrendo.2017.180.
  6. Nie X, Xie R, Tuo B. Effects of estrogen on the gastrointestinal tract. Dig Dis Sci. 2018; 63(3):583-596. doi: 10.1007/s10620-018-4939-1.
  7. Peters BA, Lin J, Qi Q, et al. Menopause is associated with an altered gut microbiome and estrobolome, with implications for adverse cardiometabolic risk in the Hispanic community health study/study of latinos. mSystems. 2022; 7(3):e0027322. doi: 10.1128/msystems.00273-22.
  8. Ervin SM, Li H, Lim L, et al. Gut microbial b-glucuronidases reactivate estrogens as components of the estrobolome that reactivate estrogens. J Biol Chem. 2019; 294(49):18586-18599. doi: 10.1074/jbc.RA119.010950.
  9. Peters BA, Santoro N, Kaplan RC, et al. Spotlight on the gut microbiome in menopause: current insights. Int J Womens Health. 2022; 14:1059-1072. doi: 10.2147/IJWH.S340491.
  10. Grebow J. Probiotics for menopause heats up: 2023 SupplySide West Report. Nutritional Outlook. Disponible en: https://www.nutritionaloutlook.com/view/probiotics-for-menopause-heats-up-2023-supplyside-west-report (consultado el 21 de noviembre de 2023).
  11. Fuentes MC, Lajo T, Carrión JM, et al. A randomized clinical trial evaluating a proprietary mixture of Lactobacillus plantarum strains for lowering cholesterol. Med J Nutr Metab. 2016; 9(2):125-135. doi: 10.3233/MNM-160065.
  12. Fuentes MC, Lajo T, Carrión JM, et al. Cholesterol-lowering efficacy of Lactobacillus plantarum CECT 7527, 7528 and 7529 in hypercholesterolemic adults. Br J Nutr. 2013; 109(10):1866-1872. doi: 10.1017/S000711451200373X.
  13. Espadaler J, Audivert S, Navarro-Tapia E, et al. Demographic and clinical characteristics influencing the effects of a cholesterol-lowering probiotic. Ann Nutr Metab. 2019; 74(suppl 1):1-31. doi: 10.1159/000496759.
  14. Kerlikowsky F, Greupner T, Müller M, et al. Probiotic formulation influences blood cholesterol levels: A randomized, controlled trial during the COVID-19 pandemic. 2021 ESPEN Virtual Congress. Disponible en: http://www.postersessiononline.eu/173580348_eu/congresos/ESPEN2021/aula/-P_229_ESPEN2021.pdf (consulta el 21 de noviembre de 2023).

Autor

Productos
Últimas entradas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Un espacio para hablar de lo que pocos hablan, de muchas incomodidades que sentimos en nuestro cuerpo y lo que es necesario aprender para alcanzar nuestro bienestar.

Suscríbete a nuestra newsletter:

He leído y acepto los términos de la política de privacidad.

Art. 11 LOPDGDD: Responsable: LABORATORIO STADA, SLU. Fines del tratamiento: Permitir el envío por vía electrónica de comunicaciones sobre información acerca de nuestros productos o servicios y acceso a servicios que puedan ser de interés del usuario. Ejercicio de derechos en rgpd@stada.es. Más info www.stada.es.