logo Lactoflora
Inicio / Salud íntima / ¿Cómo te ayudan los probióticos a mantener a raya las infecciones urinarias?

¿Cómo te ayudan los probióticos a mantener a raya las infecciones urinarias?

Índice de contenidos
    Add a header to begin generating the table of contents

    Las infecciones urinarias están causadas por bacterias que llegan a la uretra y pueden subir hasta la vejiga donde se almacena la orina. Si tu cuerpo no consigue deshacerse de estas bacterias, la infección urinaria se puede volver recurrente.

    Te contamos por qué las infecciones urinarias se vuelven recurrentes y cómo te pueden ayudar algunos probióticos y los arándanos rojos a mantenerlas a raya.

     

    Infecciones urinarias recurrentes: ¿por qué?

    Las infecciones de orina se producen por la multiplicación de bacterias (la mayoría de veces están causadas por Escherichia coli y Klebsiella pneumoniae) en la uretra y la vejiga1.

    Las bacterias responsables de las infecciones de orina pueden proceder de tres sitios distintos. Estas bacterias pueden llegar al tracto urinario desde el intestino y la vagina (cualquier desequilibrio de la microbiota intestinal y vaginal aumentará el riesgo de tener cistitis). Además, en mujeres que han tenido una infección de orina previa, las bacterias permanecen dormidas durante meses en la vejiga y pueden dar lugar a nuevos episodios de cistitis. Por último, las bacterias responsables de las infecciones de orina pueden llegar a las vías urinarias a través de la sangre1.

    Se estima que 6 de cada 10 mujeres van a tener una infección de orina a lo largo de su vida y entre el 20 y 30% de las mujeres afectadas por cistitis aguda acaban desarrollando una infección de orina recurrente1.

    Las infecciones de orina son más frecuentes en las mujeres porque su uretra es más corta y está más cerca del ano que en los hombres2.

    Estas son las 6 causas más comunes de infecciones urinarias recurrentes3,4,5:

    1. Relaciones sexuales: debido a la proximidad de la uretra a la vagina y el ano, las mujeres son susceptibles a tener infecciones de orina por la actividad sexual. Las bacterias también pueden proceder de la boca, los dedos, los genitales y los juguetes de la pareja. Para reducir al máximo el riesgo de infecciones de orina tras una relación sexual se recomienda orinar después de la actividad sexual y lavar las manos y la zona íntima antes y después de tener relaciones.
    2. Cambios hormonales debidos a la menstruación, el embarazo y la menopausia: la menopausia es la etapa de la vida de la mujer que más aumenta el riesgo de cistitis. Esto es debido a que se produce una bajada de estrógenos, que se acompaña de un cambio del pH vaginal y una atrofia de las mucosas que se secan y favorecen la abertura de la uretra. Estos cambios favorecen la entrada de gérmenes que pueden instalarse en la vejiga y desencadenar una cistitis.
    3. Antibióticos: el uso habitual de antibióticos puede favorecer las infecciones de orina recurrentes por un desequilibrio de la microbiota intestinal y vaginal.
    4. Higiene inadecuada y ropa interior ajustada: una higiene de la zona íntima demasiado frecuente o con productos agresivos y el empleo de ropa interior ajustada o que está hecha con fibras sintéticas favorece el desarrollo de cistitis.
    5. Tener un problema anatómico o un defecto funcional de alguna parte de las vías urinarias. Por ejemplo, las personas con incontinencia urinaria y vejiga hiperactiva tienen problemas para vaciar completamente su vejiga al orinar.
    6. Otros problemas de salud: tener una bajada de defensas, una enfermedad relacionada con el sistema inmunitario, diabetes, una enfermedad neurológica, piedras en el riñón o llevar una sonda urinaria puede hacerte más propensa a contraer una infección urinaria.

     

    Cómo prevenir infecciones de orina en mujeres

    El tratamiento de las infecciones urinarias se basa en el empleo de antibióticos para evitar que la infección suba a los riñones.

    También es importante que aumentes la ingesta de líquidos y no contengas la orina cuando tengas ganas de orinar. Se ha visto que aumentar la ingesta diaria de agua en 1,2 litros (equivale a unos 6 vasos) puede ayudar a la recurrencia de cistitis hasta la mitad. El agua hace que orines más a menudo, lo que arrastra a las bacterias causantes de la cistitis e impide que se adhieran a la vejiga y desencadenen la infección7.

    Sin embargo, los antibióticos se acompañan de efectos secundarios como el aumento de bacterias resistentes y la alteración de la microbiota intestinal y de la zona íntima. Esto hace que entres en un círculo vicioso en el que primero mejoras tras el tratamiento antibiótico, pero al cabo de un cierto tiempo puede aparecer otro episodio de cistitis por una disbiosis intestinal y vaginal. Aquí es donde aparece la importancia de los probióticos.

     

    Probióticos para la infección de orina

    La toma de probióticos específicos pueden a la hora de prevenir las infecciones urinarias recurrentes8,9.

    La combinación de las cepas probióticas Lactobacillus plantarum CECT 8675 y L. plantarum CECT 8677 junto con el extracto de arándano rojo americano PAC tipo A y la vitamina C ha mostrado ser capaz de restablecer y mantener el bienestar urinario10,11,12.

    De esta forma, algunos probióticos pueden restablecer el equilibrio de la microbiota intestinal y la mucosa urinaria que se ha perdido tras una cistitis. Además, los lactobacilos forman parte de la flora vaginal sana y previenen la disbiosis intestinal que provoca el tratamiento antibiótico. Si el preparado además lleva un extracto de arándano rojo americano (PAC) aumenta su eficacia frente a los microorganismos responsables de la cistitis.

     

    Arándanos para prevenir infecciones urinarias

    Los estudios más relevantes que se han publicado concluyen que los productos a base de arándanos rojos (PAC) pueden ayudar a prevenir las infecciones urinarias en niños, mujeres y personas sometidas a una infección que afecta a la vejiga11.

    Los motivos que explican los beneficios de los arándanos rojos para reducir las infecciones urinarias son su capacidad de aumentar la acidez de la orina y de impedir que E. coli (la principal bacteria responsable de las infecciones urinarias) se enganche al epitelio de la vejiga y prolifere13,14.

     

    Conclusión

    Entre el 20 y 30% de las mujeres con infección de orina acaban desarrollando una cistitis recurrente que puede empeorar con el tratamiento antibiótico.

    Algunos probióticos, como Lactoflora Ciscare, restablecen y mantienen el bienestar urinario gracias a su capacidad de inhibir el crecimiento de las principales bacterias causantes de la cistitis y prevenir la disbiosis intestinal que provocan los antibióticos.

    El arándano rojo americano potencia los efectos de los probióticos frente a las bacterias responsables de la cistitis.

     

    Referencias: 

    1. Rodríguez Gómez JM, Reig G. Probióticos en urología. En: Álvarez Calatayud G, Guarner Aguilar F, eds. Microbiota, probióticos y prebióticos. Evidencia científica. Madrid: Ergon, 2022. p. 541-547.
    2. MedlinePlus. Infección urinaria en adultos. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000521.htm (consultado el 25 de mayo de 2023).
    3. Aggarwal N, Lotfollahzadeh S. Recurrent urinary tract infections. National Library of Medicine. National Center for Biotechnology Information. Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK557479/ (consultado el 25 de mayo de 2023).
    4. Robinson D, Toozs-Hobson P, Cardozo L. The effect of hormones on the lower urinary tract. Menopause Int. 2013; 19(4):155-62. doi: 10.1177/1754045313511398.
    5. Centers for Disease Control and Prevention. Frequently asked questions about catheter-associated urinary tract infections. Disponible en: https://www.cdc.gov/hai/ca_uti/cauti_faqs.html (consultado el 25 de mayo de 2023).
    6. Gágyor I, Strube-Plaschke S, Rentzsch K, et al. Management of urinary tract infections: what do doctors recommend and patients do? An observational study in German primary care. BMC Infect Dis. 2020; 20(1):813. doi: 10.1186/s12879-020-05377-w.
    7. Hooton TM, Vecchio M, Iroz A, et al. Effect of increased daily water intake in premenopausal women with recurrent urinary tract infections: a randomized clinical trial. JAMA Intern Med. 2018; 178(11):1509-15. doi: 10.1001/jamainternmed.2018.4204.
    8. Hosseini M, Yousefifard M, Ataei N, et al. The efficacy of probiotics in prevention of urinary tract infection in children: a systematic review and meta-analysis. J Pediatr Urol. 2017; 13(6):581-91. doi: 10.1016/j.jpurol.2017.08.18.
    9. Akgul T, Karakan  T. The role of probiotics in women with recurrent urinary tract infections. Turk J Urol. 2018; 44(5):377-83. doi: 10.5152/tud.2018.48742.
    10. Simón E, Asto E, Navarro E. Screening of Lactobacilli strains of human origin candidates for the prevention of urinary tract infections. Ann Nutr Metab. 2019; 74(Suppl 1):1-31.
    11. Williams G, Hahn D, Stephens JH, et al. Cranberries for preventing urinary tract infections. Cochrane Database Syst Rev. 2023; 4(4):CD001321. doi: 10.1002/14651858.CD001321.pub6.
    12. Ochoa-Brust GJ, Rosa Fernández A, Villanueva-Ruiz GJ, et al. Daily intake of 100 mg ascorbic acid as urinary tract infection prophylactic agent during pregnancy. Acta Obstet Gynecol Scand. 2007; 86(7):783-7. doi: 10.1080/00016340701273189.
    13. Sengupta K, Alluri KV, Golakoti T, et al. A randomized, double blind, controlled, dose dependent clinical trial to evaluate the efficacy of a proanthocyanidin standardized whole cranberry (Vaccinium macrocarpon) powder on infections of the urinary tract. Current Bioactive Compounds. 2011; 7:39-46.
    14. Vostalova J, Vidlar A, Simanek V, et al. Are high proanthocyanidins key to cranberry efficacy in the prevention of recurrent urinary tract infection? Phytother Res. 2015; 29(10):1559-67. doi: 10.1002/ptr.5427.

    Autor

    Índice de contenidos
      Add a header to begin generating the table of contents
      Productos
      Últimas entradas

      4 comentarios

        1. “Hola Yazmín, los consejos que compartimos en el blog son para adultos con infecciones urinarias recurrentes.
          Si el probiótico es para una bebé de 11 meses, te aconsejamos primero que consultes a tu pediatra para que estudie el origen de la infección y valore si el probiótico Lactoflora Ciscare le puede ser útil junto con el tratamiento que le prescriba.
          Un saludo,
          Equipo de Lactoflora”

      1. puedo tomar los probióticos conjuntamente con los antibióticos, ya es muy recurrente las infecciones urinarias , y como puedo conseguir estos productos en peru y chile

        1. Los probióticos se pueden tomar conjuntamente con el tratamiento antibiótico, de tal manera que se comienza a compensar la pérdida de microbiota vaginal que se puede sufrir al tomar antibióticos.
          Lactoflora no se comercializa en América, debería mirar si alguna farmacia online o amazon hace envíos a su país, o bien buscar un producto similar en los farmacias locales.

      Deja una respuesta

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

      Un espacio para hablar de lo que pocos hablan, de muchas incomodidades que sentimos en nuestro cuerpo y lo que es necesario aprender para alcanzar nuestro bienestar.

      Suscríbete a nuestra newsletter:

      He leído y acepto los términos de la política de privacidad.

      Art. 11 LOPDGDD: Responsable: LABORATORIO STADA, SLU. Fines del tratamiento: Permitir el envío por vía electrónica de comunicaciones sobre información acerca de nuestros productos o servicios y acceso a servicios que puedan ser de interés del usuario. Ejercicio de derechos en rgpd@stada.es. Más info www.stada.es.