Beneficios del jengibre y la vitamina B2 a nivel intestinal y de la microbiota

Beneficios Jengibre

El jengibre1 (Zingiber officinale Roscoe) es una planta medicinal originaria del sudeste de Asia que se utiliza desde hace más de 2.000 años debido a sus propiedades para aliviar las náuseas y los vómitos. La parte de la planta que se utiliza como medicamento, especia o infusión es la raíz, que crece bajo tierra y presenta varios nudos que emiten raíces y brotes. Las prolongaciones o manos de la raíz que se utilizan como ingrediente culinario y como remedio natural para diferentes indicaciones de salud tienen unos 10 cm de longitud.

Los rizomas se recogen 10 meses después de la plantación del jengibre. Una vez se han recolectado, se lavan bien y se dejan secar al sol. Mientras que los rizomas jóvenes se utilizan frescos, los más viejos se secan y presentan un sabor más fuerte.

 

Propiedades del jengibre

El contenido de aceites esenciales (3%) y sustancias picantes del jengibre es el responsable de sus efectos beneficiosos para los problemas digestivos.

A nivel gastrointestinal el jengibre se utiliza como remedio natural para:

  • Favorecer las digestiones a través de estimular la producción de saliva, la secreción de jugos gástricos y bilis y el movimiento de los alimentos en el tracto gastrointestinal.
  • Reducir el malestar estomacal: los polifenoles del jengibre pueden ayudar a aliviar la irritación gastrointestinal que se produce en la gastritis y el malestar de estómago que se produce tras una comida abundante.
  • Reducir los mareos: el jengibre tiene un efecto calmante sobre todo el aparato digestivo y puede reducir los mareos y la sensación de niebla mental relacionada con algunas intolerancias alimentarias.
  • Prevenir las náuseas y los vómitos (propiedades antieméticas). Esta es una de las propiedades más conocidas del jengibre y se debe a su capacidad de aumentar la motilidad gástrica y favorecer el vaciamiento del estómago, de forma que su contenido tarda menos tiempo en verterse al intestino delgado para que el proceso de digestión de los alimentos no se demore.

Una de las indicaciones más estudiadas del jengibre es la de reducir la aparición de las náuseas y los vómitos provocados por la quimioterapia2, aunque aún no está establecida una cantidad recomendada. El efecto calmante del jengibre sobre las náuseas se puede potenciar si además se añade un poco de menta.

El jengibre también se utiliza como antiinflamatorio. El consumo de 2 gramos de jengibre crudo o cocinado durante 11 días consecutivos mostró ser eficaz para reducir el dolor muscular secundario al ejercicio en un 25%3.

Estos hallazgos demuestran la efectividad del jengibre para combatir el dolor y confirman los resultados de otros estudios previos que mostraron los efectos del jengibre para aliviar el dolor y el cansancio en personas con osteoartritis.

En la osteoartritis la dosis de jengibre que ha mostrado ser más efectiva oscila entre 500 mg y 1 g diarios4. Los efectos antiinflamatorios del jengibre se han llegado a equiparar con los del ibuprofeno5, con la ventaja que el jengibre no aumenta el riesgo de úlceras de estómago.

Más allá de reducir la inflamación de las articulaciones, otro estudio en 30 personas encontró que los suplementos con 2 gramos de jengibre administrados durante 4 semanas pueden reducir algunos marcadores de inflamación en el colon6. Esto explicaría el papel protector frente al cáncer de colon de la dieta con un consumo diario de jengibre a dosis altas que sigue la gente que vive en India, China y Japón.

También se ha descrito que el jengibre puede disminuir el dolor severo durante la menstruación7.

Además de sus propiedades para la salud gastrointestinal y sus efectos antiinflamatorios, el jengibre también se puede utilizar como vasodilatador, relajante muscular, energético en casos de convalecencia y para reforzar las defensas del organismo.

Jengibre y microbiota

Uno de los principales beneficios para la salud del jengibre es su efecto calmante sobre el malestar estomacal e intestinal y la reducción de las náuseas y los vómitos. Estas propiedades del jengibre sobre el bienestar gastrointestinal se explican por su capacidad para restaurar los desequilibrios de la microbiota intestinal y mejorar los síntomas que se derivan.

Los polifenoles del extracto de jengibre administrado a dosis de 1.500 mg contribuyen al mantenimiento del bienestar digestivo y de la microbiota intestinal a través de8:

  • Ejercer un efecto prebiótico estimulando de forma selectiva el crecimiento de especies bacterianas intestinales beneficiosas como Bifidobacterium y Enterococcus. Los polifenoles actuarían de forma análoga a la fibra fermentable (inulina, fructooligosacáridos y galactooligosacáridos) que se encuentra en los alimentos de origen vegetal y en algunos complementos alimenticios.
  • Aumentar los niveles de los ácidos grasos de cadena corta: estos son unos metabolitos producidos por la microbiota intestinal (por ejemplo, el butirato)9 que nutren a las células que tapizan el intestino, refuerzan la función de la barrera intestinal y las células inmunitarias del intestino y mejoran el tránsito intestinal.
  • Reducir el pH intestinal: los ácidos grasos de cadena corta que se producen debido al efecto prebiótico del extracto de jengibre reducen el pH del intestino. Este pH ácido tiene una acción antibacteriana porque impide el crecimiento de las bacterias patógenas y evita que estas colonicen el intestino.

El extracto de jengibre puede ser útil para restaurar el equilibrio de la microbiota intestinal y la función de la barrera intestinal que se encuentran alterados tras una diarrea asociada a un tratamiento antibiótico10.

Cuando el extracto de jengibre se administra de forma conjunta a lactobacilos probióticos contribuye a equilibrar la microbiota intestinal, mejora la diarrea secundaria al tratamiento antibiótico y ejerce efectos anti-inflamatorios en el intestino11.

Estos estudios de suplementación con jengibre y probióticos específicos muestran que los complementos alimenticios a base de lactobacilos y bifidobacterias vivas con respaldo científico y extracto de jengibre pueden restaurar la microbiota intestinal y la función defensiva de la barrera intestinal durante la diarrea asociada a antibióticos.

Cómo tomar jengibre

El jengibre tiene un aroma perfumado y refrescante con un toque de limón que, junto a su sabor especiado y penetrante, lo convierten en una especie ideal para incorporar en las recetas para cuidar tu salud digestiva.

Mientras que el jengibre fresco estaría más indicado para los problemas digestivos porque es más estimulante de la digestión, el jengibre deshidratado en polvo tiene un mayor efecto antiinflamatorio.

Si prefieres tomártelo fresco, lo puedes consumir directamente (por ejemplo, como relleno de tu bocata de media mañana) o añadirlo al agua de bebida, en forma de infusión (solo o combinado con otras infusiones), en ensaladas o en sopas y guisos.

En cambio, si optas por el jengibre deshidratado en polvo lo puedes espolvorear encima de alimentos como las ensaladas o los purés o incluso lo puedes utilizar como condimento para los guisos.

Para usar el jengibre como antiinflamatorio se recomienda aplicarlo de forma externa sobre las articulaciones a través de preparar una infusión con una cucharada de jengibre rallado fresco y sumergir en ella una toalla que después puedes escurrir y aplicar sobre la parte a tratar.

Los suplementos de jengibre en cápsulas o comprimidos te permiten una administración dosificada del extracto de jengibre. De esta forma, te aseguras de estar ingiriendo toda la dosis y te lo puedes llevar donde quieras.

¿A qué dosis te puedes tomar el jengibre para que sea efectivo?

La dosis de jengibre que se ha utilizado en los estudios ha sido de 1 a 3 gramos. Para la indicación de la prevención de las náuseas que es la más habitual, la mayoría de los estudios clínicos aconsejan una dosis de 1-1,5 g/día.

Esta cantidad equivale a una cucharadita de café de jengibre rallado, 4 tazas de infusión de jengibre o 2 piezas de jengibre cristalizado. Si te lo tomas en forma de cápsulas o comprimidos consulta la equivalencia de dosis en el prospecto del complemento alimenticio.

Contraindicaciones del jengibre

El jengibre se lleva utilizando como condimento en la cultura de India y China desde hace milenios, por lo que se considera un ingrediente seguro a las dosis en las que se utiliza en la cocina.

Cuando te lo tomas en forma de infusión, en polvo o bien en forma de suplemento debes consultarle a un profesional de la salud el beneficio-riesgo de tomártelo en tu caso en particular.

A pesar de que el jengibre tiene propiedades digestivas y antiinflamatorias, se han descrito algunos efectos secundarios, en particular cuando se consume en grandes cantidades12:

  • Irritación de la boca y la garganta.
  • Dolor abdominal.
  • Gastritis.
  • Diarrea.
  • Acidez.
  • Disminución de la velocidad de coagulación sanguínea: si te estás tratando con algún medicamento antiinflamatorio y anticoagulante que aumenta el riesgo de hemorragia intestinal (como, por ejemplo, el acenocumarol, el ibuprofeno o la aspirina) deberías limitar el uso de jengibre.
  • También está contraindicado si sufres de cálculos biliares.
  • Debido que algunos componentes del jengibre pueden modificar los niveles de glucosa sanguínea, si tienes diabetes lo mejor es que moderes el consumo de jengibre porque puede ser necesario que requieras un ajuste de la dosis de insulina.

Recuerda: consulta a un profesional de la salud para que valore, en función de tu estado de salud, la dosis de jengibre que más te conviene y cómo incorporarlo.

Jengibre en el embarazo

Recientemente se ha empezado a investigar el uso del jengibre en el tratamiento del mareo y las náuseas y los vómitos que se producen durante el embarazo, especialmente durante el primer trimestre de gestación.

Algunos estudios han encontrado que el jengibre es una buena alternativa para aliviar las náuseas comparado con el placebo cuando se administra a una dosis de 1 g/día durante mínimo 4 días, aunque la evidencia científica no es concluyente13. Si estás embarazada y te planteas utilizar el jengibre, antes mejor consulta a un profesional de la salud.

Vitamina B2 en los alimentos

Las vitaminas son sustancias indispensables para el funcionamiento normal de todas las células vivas. Hay algunas vitaminas que tu organismo puede sintetizar, como son la vitamina K, la vitamina D y ciertas vitaminas del grupo B. Por ejemplo, la vitamina B3 se forma a partir del triptófano y la vitamina B2 se fabrica por las bacterias del intestino. Sin embargo, esta síntesis de vitaminas por nuestro organismo no es suficiente para cubrir las necesidades, así que las tenemos que aportar a través de la dieta.

Las vitaminas del grupo B son la vitamina B1 (tiamina), la vitamina B2 (riboflavina), la vitamina B3 (niacina), la vitamina B5 (ácido pantoténico), la vitamina B6 (piridoxina), la vitamina B7 (biotina), la vitamina B9 (ácido fólico o folato) y la vitamina B12 (cianocobalamina).

En particular, las vitaminas del grupo B son necesarias para el adecuado funcionamiento de tu metabolismo (ayudan a que tu cuerpo obtenga la energía a partir de los alimentos) y del sistema inmunitario14 y de la microbiota intestinal15.

Puedes obtener las vitaminas del grupo B a partir de los alimentos proteicos (pescado, carne, huevos y lácteos), los vegetales de hoja verde, las legumbres y los cereales.

¿Para qué sirve la vitamina B2?

Una de las vitaminas del grupo B más estudiadas por sus propiedades beneficiosas sobre la salud digestiva y el equilibrio de la microbiota intestinal es la vitamina B2 o riboflavina. Además, la vitamina B2 trabaja en equipo con el resto de las vitaminas del grupo B a la hora de mantener la envoltura de los nervios en buen estado, favorecer la producción de glóbulos rojos y anticuerpos, mantener una buena salud ocular, mantener la piel, las mucosas, las uñas y el cabello en buen estado, participar en los procesos de respiración celular y liberar la energía que contienen los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas de los alimentos.

Se trata de una vitamina soluble en agua, lo que significa que no se almacena en tu cuerpo y su exceso lo eliminas a través de la orina. Es importante que la incorpores regularmente a través de la dieta debido a que tu cuerpo apenas tiene reservas de esta vitamina.

Vitamina B2 y salud intestinal

A nivel de tu intestino y de tu microbiota intestinal, la vitamina B2 tiene las siguientes funciones:

  • Tiene propiedades antiinflamatorias16 y antioxidantes17: la vitamina B2 puede reducir la inflamación intestinal secundaria a algunos tratamientos con medicamentos y potencia el crecimiento de bacterias beneficiosas anaeróbicas en tu intestino.
  • Contribuye al mantenimiento de las funciones defensivas de la mucosa que tapiza por dentro todo tu aparato digestivo14: las células de la mucosa del intestino se regeneran continuamente y tienen unas altas demandas de energía y de vitaminas del grupo B para poder llevar a cabo sus funciones de nutrición y defensa.
  • Interviene en el crecimiento y adecuado desarrollo de las bacterias intestinales productoras de butirato: el butirato que se genera es un ácido graso de cadena corta con propiedades antiinflamatorias15 y regenerativas16 de la mucosa intestinal.
  • Aumenta la resistencia a las infecciones a través de optimizar las funciones del sistema inmunitario a todos los niveles (tanto del sistema inmunitario innato como del adquirido)18.

Un buen estado nutricional es importante para tener una microbiota intestinal fuerte y diversa, que a su vez se traduce en un sistema inmunitario sano. Ante una infección gastrointestinal o respiratoria (se incluye la infección con el nuevo coronavirus SARS-CoV-2), un período de estrés o cualquier trastorno por leve que sea, las células intestinales y del sistema inmunitario aumentan sus necesidades de energía y de nutrientes19. En estas situaciones es altamente probable que se desarrollen algunos déficits de vitaminas como las del grupo B que deberán reponerse a través de los alimentos o los suplementos.

Enfermedades por carencia de vitamina B2

La carencia de vitamina B2 o riboflavina se puede producir por dos causas20:

  • Una ingesta inadecuada de vitamina B2 a través de la dieta: es habitual que la deficiencia de vitamina B2 se asocie a otras deficiencias de vitaminas del grupo B. Esta situación se produce por la ingesta insuficiente de aquellos grupos de alimentos que son ricos en vitamina B2 como los cereales integrales, los lácteos y la carne, el pescado y los huevos.
  • O bien debido a un trastorno que dificulta la absorción de la vitamina B2 en el intestino: la deficiencia secundaria de vitamina B2 puede ser debida a algún síndrome de malabsorción, una diarrea crónica, enfermedad del hígado, hemodiálisis, empleo de medicación crónica para dormir y alcoholismo crónico.

Las personas con deficiencia de vitamina B2 pueden presentar los siguientes síntomas20:

  • Aspecto pálido y cansancio generalizado.
  • Grietas dolorosas en las comisuras de la boca y en los labios.
  • Úlceras en la boca y la lengua.
  • Irritación crónica de la zona de alrededor de la nariz, los labios, las orejas, los párpados y la zona genital.

El médico puede detectar la carencia de riboflavina a través de una exploración física o un análisis de orina. Cuando la causa de la deficiencia de riboflavina es la responsable de los síntomas, estos mejoran cuando se toman suplementos de esta vitamina (en algunos casos se puede requerir administrar la riboflavina por vía intravenosa).

Los complementos alimenticios a base de lactobacilos y bifidobacterias vivas con respaldo científico y vitamina B2 ayudan a reponer y estabilizar la microbiota intestinal y los síntomas de alteraciones digestivas y contribuyen al mantenimiento de una buena función de la barrera intestinal.

 

Conclusión

 El jengibre se utiliza como remedio natural para prevenir las náuseas y los vómitos, el malestar estomacal y los mareos. También tiene propiedades antiinflamatorias, previene el cáncer de colon y se utiliza como energético en casos de convalecencia y para reforzar las defensas del organismo.

Las vitaminas del grupo B son necesarias para que tu cuerpo obtenga la energía a partir de los alimentos y contribuyen al buen funcionamiento del sistema inmunitario y de la microbiota intestinal.

Una de las vitaminas del grupo B más estudiadas por sus propiedades beneficiosas sobre la salud digestiva y el equilibrio de la microbiota intestinal es la vitamina B2 o riboflavina.

La vitamina B2 tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, contribuye al mantenimiento normal de la mucosa intestinal y es esencial para el crecimiento de las bacterias intestinales productoras de butirato.

Los complementos alimenticios a base de lactobacilos y bifidobacterias vivas con respaldo científico, extracto de jengibre y vitamina B2 ayudan a reponer y estabilizar la microbiota intestinal y los síntomas de alteraciones digestivas y contribuyen al mantenimiento de una buena función de la barrera intestinal. Esto puede ser útil, por ejemplo, para prevenir y tratar la diarrea asociada a antibióticos y para aliviar el malestar abdominal.

Referencias:

  1. Siedentopp U. El jengibre, una planta medicinal eficaz como medicamento, especia o infusión. Rev Int Acupuntura. 2008; 188-192. doi: 10.1016/j.dza.2008.01.009.
  2. Wolfgang Marx, Ried K, McCarthy AL, et al. Ginger-Mechanism of action in chemotherapy-induced nausea and vomiting: A review. Crit Rev Food Sci Nutr. 2017; 57(1):141-146. doi: 10.1080/10408398.2013.865590.
  3. Black CD, Herring MP, Hurley DJ, et al. Ginger (Zingiber officinale) reduces muscle pain caused by eccentric exercise. J Pain. 2010; 11(9):894-903. doi: 10.1016/j.jpain.2009.12.013.
  4. Bartels EM, Folmer VN, Bliddal H, et al. Efficacy and safety of ginger in osteoarthritis patients: a meta-analysis of randomized placebo-controlled trials. Osteoarthritis Cartilage. 2015; 23(1):13-21. doi: 10.1016/j.joca.2014.09.024.
  5. Haghighi M, Khalvat A, Toliat T, et al. Comparing the effects of ginger (Zingiber officinale) extract and ibuprofen on patients with osteoarthritis. Arch Iranian Med. 2005; 8(4):267-271.
  6. Zick SM, Turgeon DK, Vareed SK, et al. Phase II study of the effects of ginger root extract on eicosanoids in colon mucosa in people at normal risk for colorectal cancer. Cancer Prev Res (Phila). 2011; 4(11):1929-1937. doi: 10.1158/1940-6207.CAPR-11-0224.
  7. Adib Rad H, Basirat Z, Bakouei F, et al. Effect of ginger and Novafen on menstrual pain: A cross-over trial. Taiwan J Obstet Gynecol. 2018; 57(6):806-809. doi: 10.1016/j.tjog.2018.10.006.
  8. Wang J, Chen Y, Hu X, et al. Assessing the effects of ginger extract on polyphenol profiles and the subsequent impact on the fecal microbiota by simulating digestion and fermentation in vitro. Nutrients. 2020; 12(10):3194. doi: 10.3390/nu12103194.
  9. Sociedad Europea de Neurogastroenterología y Motilidad. Ácidos grasos de cadena corta. 14 de julio de 2016. Disponible en: https://www.gutmicrobiotaforhealth.com/es/acidos-grasos-de-cadena-corta/ (acceso el 08/09/2021).
  10. Ma ZJ, Wang HJ, Ma XJ, et al. Modulation of gut microbiota and intestinal barrier function during alleviation of antibiotic-associated diarrhea with Rhizoma Zingiber officinale (Ginger) extract. Food Funct. 2020; 11(12):10839-10851. doi: 10.1039/d0fo01536a.
  11. Qu Q, Yang F, Zhao C, et al. Effects of fermented ginseng on the gut microbiota and immunity of rats with antibiotic-associated diarrhea. J Ethnopharmacol. 2021; 267:113594. doi: 10.1016/j.jep.2020.113594.
  12. National Center for Complementary and Integrative Health. National Institutes of Health. Ginger. Disponible en: https://www.nccih.nih.gov/health/ginger (acceso el 09/09/2021).
  13. Lete I, Allué J. The effectiveness of ginger in the prevention of nausea and vomiting during pregnancy and chemotherapy. Integr Med Insights. 2016; 11:11-17. doi: 10.4137/IMI.S36273. doi: 10.4137/IMI.S36273.
  14. European Commission. Health claims. Disponible en: https://ec.europa.eu/food/safety/labelling_nutrition/claims/register/public/?event=search (acceso el 09/09/2021).
  15. Pham VT, Fehlbaum S, Seifert N, et al. Effects of colon-targeted vitamins on the composition and metabolic activity of the human gut microbiome-a pilot study. Gut Microbes. 2021; 13(1):1875774. doi: 10.1080/19490976.2021.1875774.
  16. da Silva Ferreira AR, Wardill HR, Havinga R, et al. Prophylactic treatment with vitamins C and B2 for methotrexate-induced gastrointestinal mucositis. Biomolecules. 2021; 11(1):34. doi: 10.3390/biom11010034.
  17. Mosegaard S, Dipace G, Bross P, et al. Riboflavin deficiency-Implications for general human health and inborn errors of metabolism. Int J Mol Sci. 2020; 21(11):3847. doi: 10.3390/ijms21113847.
  18. Calder PC, Carr AC, Gombart AF, et al. Optimal nutritional status for a well-functioning immune system is an important factor to protect against viral infections. Nutrients. 2020; 12(4):1181. doi: 10.3390/nu12041181.
  19. Calder PC. Nutrition, immunity and COVID-19. BMJ Nutr Prev Health. 2020; 3(1):74-92. doi: 10.1136/bmjnph-2020-000085.
  20. Manual MSD para profesionales. Deficiencia de riboflavina. Disponible en: https://www.msdmanuals.com/es/professional/trastornos-nutricionales/deficiencia-dependencia-e-intoxicaci%C3%B3n-vitam%C3%ADnica/deficiencia-de-riboflavina (acceso el 09/09/2021).
The following two tabs change content below.
Farmacéutico y dietista-nutricionista especializado en comunicación del sector salud. Redactor médico y consultor de comunicación en salud para empresas e instituciones del sector de la salud y la investigación biomédica. Compagina la actividad de consultoría con la docencia como profesor de másteres y formación continua en la Universidad de Barcelona, la Universidad Ramon Llull y la Universidad Isabel I.
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Apúntate a nuestra newsletter!

Art. 11 LOPDGDD: Responsable: LABORATORIO STADA, SLU. Fines del tratamiento: Permitir el envío por vía electrónica de comunicaciones sobre información acerca de nuestros productos o servicios y acceso a servicios que puedan ser de interés del usuario. Ejercicio de derechos en rgpd@stada.es. Más info www.stada.es.

He leído y acepto los términos de la política de privacidad.