Enfermedad diverticular de colon o diverticulosis

Diverticulosis, causas y tratamiento

¿Qué son los divertículos?

Los divertículos son protusiones saculares (como unas bolsitas) de la mucosa y submucosa que se forman a través de la capa muscular del colon. Estas saculaciones miden entre 5 y 10 mm pero en ocasiones pueden llegar a alcanzar unos 20 mm o más. En muchas ocasiones estos divertículos se diagnostican de casualidad como un hallazgo al realizar una colonoscopia y no dan síntomas. Sin embargo, en un porcentaje de pacientes pueden ocasionar complicaciones como diverticulitis, hemorragia, abscesos o incluso una perforación. Es una de las enfermedades del colon más frecuentes en occidente y afecta a un 10% de la población, aunque este porcentaje aumenta con la edad. De hecho, el 50% de población de más de 50 años presenta divertículos, sobre todo las mujeres. En nuestro medio, los divertículos se localizan y afectan el colon izquierdo.

 

¿Por qué se produce la diverticulosis?

Los divertículos se forman a partir de puntos débiles de la musculatura del colon. La causa de la formación de divertículos no queda clara pero probablemente está en relación con alteraciones anatómicas y trastornos de la función motora del colon. El hecho de que la diverticulosis afecte más a sociedades industrializadas hace pensar que el bajo consumo de fibra pueda ser un factor de riesgo. El consumo de dietas refinadas con bajo contenido en fibra se asocia a un tránsito lento y escaso volumen de las heces, que podría aumentar la presión dentro del colon, favoreciendo estas pequeñas herniaciones que son los divertículos. Otros factores de riesgo asociados a la aparición de divertículos son la obesidad y el sedentarismo.

 

Síntomas de la enfermedad diverticular

La complicación más frecuente de la enfermedad diverticular es la diverticulitis y ocurre en un 10-25%. Los restos de heces (fecalitos) pueden producir una inflamación en el interior del divertículo ocasionando dolor adbominal izquierdo, diarrea, estreñimiento o náuseas y en ocasiones fiebre. Otras complicaciones más graves y menos frecuentes son el desarrollo de un absceso intrabdominal e incluso perforación del colon, que en ocasiones requiere cirugía. A veces los divertículos, aunque no estén inflamados, pueden producir hemorragias por la rotura de algún vaso sanguíneo de su interior.

 

Tratamiento para la diverticulosis

Para evitar el riesgo de complicaciones en los pacientes con diverticulosis se recomienda una dieta rica en fibra y verduras. La dieta rica en fibra aumenta el volumen de las heces y disminuye la presión en la luz del colon y acelera el tránsito intestinal y en algún estudio parece que la dieta rica en fibra protege de desarrollar complicaciones de la enfermedad diverticular. Sin embargo, la evidencia de que estas recomendaciones sean eficaces es baja ya que no se disponen de estudios controlados de calidad que lo hayan demostrado.

En pacientes que presentan síntomas secundarios a los divertículos, la rifaximina -que es un antibiótico de baja absorción- administrado intermitentemente (1 semana cada mes) produce una mejoría de las molestias. Otro tratamiento probado para la diverticulosis es la mesalazina. La mesalazina se ha evaluado también combinada con Lactobacillus casei y es en esta forma combinada cuando ha demostrado ser más eficaz para disminuir la molestias provocadas por la presencia de divertículos en el colon.

Cuando ya existe inflamación de los divertículos (diverticulitis), el tratamiento de la diverticulitis no complicada es antibiótico oral durante unos 7 o 10 días. En casos más graves, el antibiótico debe administrarse vía intravenosa. Ante complicaciones como la perforación ya es necesario el tratamiento quirúrgico.

¿Son útiles los probióticos en la enfermedad diverticular?

La inflamación que se produce en la enfermedad diverticular por la presencia de restos fecales en el divertículo puede producir cambios en la flora intestinal del paciente. Diversos estudios han evaluado el uso de probióticos (la mayoría con cepas de Lactobacillus) para el tratamiento de la enfermedad diverticular observando una cierta tendencia a la mejoría en los síntomas de dolor abdominal, distensión y diarrea.

Entre todos los tratamientos utilizados para la diverticulosis -rifaximina, mesalazina, prebióticos (fibra) y probióticos-, ninguno ha demostrado disminuir el riesgo de presentar complicaciones pero sí han mostrado mejorar los síntomas que pueden producir los divertículos.

Protector intestinal con probióticos

The following two tabs change content below.
Míriam Mañosa

Míriam Mañosa

Doctora en Medicina
Servicio de Aparato Digestivo Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal Hospital Universitari Germans Tries i Pujol Badalona

2 comentarios en “Enfermedad diverticular de colon o diverticulosis

    1. Hola Maite,
      La doctora trabaja en la Unidad de Enfermedades Intestinales Inflamatorias (EII) del Hospital Universitari Germans Trias i Pujol de Badalona. Puedes contactar con el hospital.
      ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *