Alimentos probióticos y las infecciones respiratorias virales: resfriados y gripes en invierno

alimentos buenos para los pulmones

Salud pulmonar y alimentación

Quizás piensas que es imposible que tu alimentación pueda influir en la salud de tus pulmones, pero la realidad es que nuestro organismo se mantiene en constante equilibrio y los sistemas se relacionan entre sí.

El intestino y los pulmones están más relacionados de lo que te imaginas, porque ambos forman parte del sistema inmunitario que se localiza en la mucosa y se conoce como eje intestino-pulmón.

Las células inmunitarias se trasladan del intestino al pulmón por medio de esta mucosa en común.

Por eso, cuando las bacterias que forman parte de la microbiota intestinal se alteran pueden verse afectadas las respuestas inmunitarias del pulmón.

Además, cuando una alteración de la microbiota intestinal afecta al tracto respiratorio puede también desencadenar varias enfermedades como asma, alergia e incluso enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Y este es uno de los motivos por el cual los probióticos pueden ser muy beneficiosos para prevenirlas, ya que contribuyen a mejorar nuestras defensas.

Pero esta relación no es unilateral, ambos sistemas interactúan de forma bilateral y una inflamación en los pulmones también puede provocar alteraciones de la flora intestinal.

Y las bacterias de nuestros intestinos controlan la activación de células claves que una vez activadas se encargan de combatir la gran mayoría de estos virus y así participan en la defensa de nuestro organismo.

Pero existen otros factores que también pueden predisponerte a una infección respiratoria como son los cambios que ocurren en la flora intestinal debido al abuso de los antibióticos.

Las bacterias no patógenas en especial los lactobacillus y bifidobacterium, pueden reducir la incidencia de estas infecciones y mejorar tu salud y la de los pacientes convalecientes, gracias a  su actividad inmunomoduladora.

Alimentos probióticos que refuerzan el sistema inmunitario en invierno

Con la llegada del invierno suelen aumentar los resfriados, las sinusitis e infecciones respiratorias, y una forma de estimular tu sistema inmunitario para evitarlos es tener una alimentación saludable.

Al consumir alimentos o suplementos que te proporcionan cargas de estos microorganismos vivos imprescindibles y beneficiosos para tu salud, favoreces el equilibrio de la microbiota intestinal y por lo tanto tu sistema se beneficia.

También existen determinados tipos de carne y lácteos que favorecen la multiplicación de estos microorganismos benignos.

Yogurt

Es el alimento de referencia, ya que contiene una mayor cantidad de probióticos. Los que debes consumir para conseguir sus beneficios en tu flora intestinal deben ser sin pasteurizar.

Queso

Preferiblemente sin pasteurizar y a base de leche.

Tempeh

Se deriva de la soja fermentada por medio del hongo conocido como Rhizopus y

tiene múltiples beneficios.

Su valor nutricional es muy interesante y además está cargado de gran cantidad de probióticos.

Kéfir

Tiene un sabor similar al yogurt, es un producto lácteo muy fermentado, contiene bacterias y levaduras.

El kéfir tiene un ingrediente activo que puede descomponer la lactosa y es más fácil de digerir en personas intolerantes a la lactosa, pero también hay quienes lo elaboran completamente libre de lácteos.

Su valor nutricional puede variar dependiendo de la región donde se produce, sin embargo es una mezcla de vitaminas y probióticos muy saludables. Se puede comprar o también lo puedes preparar en casa.

Aceitunas

Las aceitunas de mesa fermentadas al natural son una fuente rica de probióticos, sus bacterias saludables son de origen vegetal y resisten los jugos gástricos y ácidos biliares, haciendo posible que se puedan adherir a la barrera intestinal.

Chucrut

Fermentado de repollo o col blanca que mejora la microbiota intestinal. Contiene vitaminas, fibra y bacterias vivas saludables.

Kimchi

Es una combinación de varios vegetales salados con sabores mezclados entre ácidos y picantes que suele acompañar a la mayoría de las comidas en Corea.

La fermentación del col, con pepino, cebolla, pimientos entre otras verduras, lo convierten en una fuente de nutrientes y probióticos.

Además, tiene propiedades antioxidantes y facilita el proceso de digestión, muy recomendado para mejorar la salud.

Pepinillos y berenjenas

El pepinillo y la berenjena conservados en vinagre al igual que las aceitunas pueden ser una fuente de probióticos naturales.

Los encurtidos en general como son sometidos a un proceso de fermentación láctica y conservados en vinagre cuentan con una buena cantidad de probióticos que benefician la flora intestinal.

Otros alimentos fermentados que tienen efecto probiótico son: la kombucha, natto, miso y pan de masa madre.

Todos los alimentos fermentados se producen mediante el crecimiento de bacterias y enzimas controladas.

Existe evidencia que demuestra sus beneficios en la salud e impacto en la microbiota a través de sus microorganismos y compuestos biológicamente activos. El Kéfir y yogurt han sido los más estudiados.

Como ves, consumir alimentos vegetales alternados con probióticos puede mejorar tu salud intestinal y pulmonar.

Recuerda que estos alimentos tienen un alto contenido de fibra que en ocasiones pueden causarte molestias digestivas como gases o distensión abdominal, lo recomendable es que antes de incorporarlos en tu dieta consultes con tu médico de confianza.

Fuentes

  • Plaza-Diaz, J., Ruiz-Ojeda, F. J., Gil-Campos, M., & Gil, A. (2019). Mechanisms of Action of Probiotics. Advances in nutrition (Bethesda, Md.), 10(suppl_1), S49–S66. https://doi.org/10.1093/advances/nmy063
  • AL KASSAA I. (2016). Probióticos antivirales: un nuevo concepto en las ciencias médicas. Nuevos conocimientos sobre probióticos antivirales: de la investigación a las aplicaciones , 1–46. https://doi.org/10.1007/978-3-319-49688-7_1
  • Shahbazi, R., Yasavoli-Sharahi, H., Alsadi, N., Ismail, N. y Matar, C. (2020). Probióticos en el tratamiento de infecciones respiratorias virales y trastornos neuroinflamatorios. Moléculas (Basilea, Suiza) , 25 (21), 4891. https://doi.org/10.3390/molecules25214891
  • Lenoir-Wijnkoop, I., Gerlier, L., Bresson, JL, Le Pen, C. y Berdeaux, G. (2015). Impacto en la salud pública y el presupuesto de los probióticos en las infecciones comunes del tracto respiratorio: un estudio de modelo. PloS uno , 10 (4), e0122765. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0122765
  • Bieuvelet S, Seyrig C, Leclerc C. [Una encuesta preliminar sobre el interés de comer probióticos, cipreses y equinácea para prevenir la aparición de infecciones invernales]. Phytotherapie (París, Francia). 2011; 9 (2): 120-125. DOI: 10.1007 / s10298-011-0613-x.
  • BOSCH GALLEGO, M. et al. El consumo del probiótico Lactobacillus plantarum CECT 7315/7316 mejora el estado de salud general en personas de edad avanzada. Nutr. Hosp. [online]. 2011, vol.26, n.3 [citado 2015-10-09], pp. 642-645
  • Orjalo et al. Cell surface-bound IL-1α is an upstream regulator of the senescence-associated IL-6/IL-8 cytokine network. Proceedings of the National Academy of Sciences Oct 2009, 106 (40) 17031-17036; DOI: 10.1073/pnas.0905299106
  • Freund et al. Inflammatory networks during cellular senescence: causes and consequences. Trends in Molecular Medicine, Volume 16, Issue 5, May 2010, Pages 238-246 https://doi.org/10.1016/j.molmed.2010.03.003
  • Furman, D et al. Expression of specific inflammasome gene modules stratifies older individuals into two extreme clinical and immunological states. Nat Med 23, 174–184 (2017). https://doi.org/10.1038/nm.4267
  • Zhou D et al. Increased production of TGF-beta and Il-6 by aged spleen cells. Immunol Lett. 1993;36(1):7-11. doi:10.1016/0165-2478(93)90061-6
  • Suzuki M et al. CD8+CD45RA+CCR7+FOXP3+ T cells with immunosuppressive properties: a novel subset of inducible human regulatory T cells. J Immunol. 2012;189(5):2118-2130. doi:10.4049/jimmunol.1200122
  • Cazzola M, Pham-Thi N, Kerihuel JC, Durand H, Bohbot S. Efficacy of a synbiotic supplementation in the prevention of common winter diseases in children: a randomized, double-blind, placebo-controlled pilot study. Ther Adv Respir Dis. 2010;4(5):271-278. doi:10.1177/1753465810379010
  • Pantović F. Serum immunoglobulin levels in children with respiratory infections who used a synbiotic dietary supplement. PONS – medicinski časopis. 2013; 10(1):7-11.
  • Stojković A et al.Clinical trial/experimental study (consort compliant): Optimal time period to achieve the effects on synbiotic-controlled wheezing and respiratory infections in young children Srpski arhiv za celokupno lekarstvo, 2016 144(1-2):38-45
  • Cui et al. The Treatment of 62 Cases of Rotavirus Gastroenteritis by Biostime Probiotics Chinese. J. of General Med. 2003, Vol.5, No1 pg 53-54
  • Mei et al. Evaluation of the efficacy of Biostime on rotaviral infection in children. Medical information Jun 2008 Vol1.21 No 6.
  • Wang ET AL. The effectiveness analysis of combination of Smecta and Biostime porbiotics in the treatment of infantile non-infectious diarrhea. Modern Preventative Medicine, 2012, Vol 39. No 11:2726-2727.
The following two tabs change content below.
Lactoflora
Lactoflora es una gama de probioticos que ayudan a equilibrar la flora intestinal. Fundamental para tu bienestar del dia a dia!
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Apúntate a nuestra newsletter!

Art. 11 LOPDGDD: Responsable: LABORATORIO STADA, SLU. Fines del tratamiento: Permitir el envío por vía electrónica de comunicaciones sobre información acerca de nuestros productos o servicios y acceso a servicios que puedan ser de interés del usuario. Ejercicio de derechos en rgpd@stada.es. Más info www.stada.es.

He leído y acepto los términos de la política de privacidad.