Por qué cuidar tu salud bucodental, tengas la edad que tengas

salud bucodental

Salud bucodental y alimentación sana

Cuidar tu alimentación es esencial para el desarrollo de los dientes, la integridad de las encías y la prevención y el tratamiento de las enfermedades de la cavidad oral.

Salud bucodental en los bebés

El desarrollo de los dientes de leche comienza del segundo al tercer mes del embarazo. Posteriormente, a partir del cuarto mes de la gestación y hasta la pubertad se inicia la mineralización y la alimentación materna debe suministrar los nutrientes (materiales de construcción) necesarios para un óptimo desarrollo de los dientes del bebé. Los nutrientes a los que conviene prestar atención durante el embarazo y lactancia para una buena salud bucodental son el calcio, el fósforo, la vitamina C, la vitamina D y el flúor.

Alimentación equilibrada y salud bucal

En la edad adulta también conviene que prestes atención a los mismos nutrientes para que puedas disfrutar de unos dientes y encías sanos. A la hora de planificar tus menús ten en cuenta de realizar un correcto aporte de calcio, fósforo, vitamina C, vitamina D y flúor:

  • El calcio y el fósforo forman parte de la estructura de los dientes. Un buen consumo de productos lácteos, cítricos y almendras será muy recomendable para asegurar un buen aporte de calcio.
  • La vitamina C es necesaria para poder fabricar el colágeno, que es la proteína de la dentina, que se encuentra debajo del esmalte. Tres piezas de fruta al día y una gran ensalada te ayudarán a conseguir cubrir el aporte de vitamina C.
  • La vitamina D es esencial para que el calcio y el fósforo se puedan depositar en el esmalte y la dentina. La principal ruta que utiliza nuestro cuerpo para fabricar vitamina D es la síntesis cutánea. Bastan unos 10-15 minutos de exposición de la piel de la cara, brazos, espalda o piernas al sol unas tres veces por semana para que produzcamos suficiente vitamina D. También la puedes ingerir a través de los huevos, los lácteos y, sobre todo, el pescado azul.
  • El flúor fortalece el esmalte dental y protege a los dientes frente a la caries. El impacto del flúor en la prevención de la caries se mantiene gracias a la fluoración del agua, de los dentífricos y de los colutorios.

Salud dental en la tercera edad

En la tercera edad es habitual perder los dientes por caries o enfermedades de las encías. Es importante extremar la higiene oral y puede ser necesario adaptar la textura de los platos para facilitar la masticación. Por ejemplo, se pueden triturar los primeros y segundos platos en forma de plato único y enriquecerlo a nivel calórico y proteico con clara de huevo, leche o aceite. Conviene tener en cuenta además que el exceso de sal genera pérdidas importantes de calcio, con el consiguiente riesgo de descalcificación. Hasta un 75% de la sal que tomamos se encuentra escondida en los embutidos, el pan, los quesos y los platos preparados.

Microbiota oral

Además de cuidar tu alimentación, no te olvides del conjunto de microorganismos que habitan en tu cavidad bucal (microbiota oral). Garantizar su adecuado equilibrio es clave para tener una correcta salud bucodental y evitar la enfermedad periodontal (gingivitis y periodontitis), caries y halitosis. Los malos hábitos alimentarios, el consumo de tabaco, una insuficiente higiene bucal, el estrés y el uso de ortodoncia son situaciones que pueden alterar tu microbiota oral. Pero es que más allá de afectar la salud bucodental, un reciente estudio publicado en la prestigiosa revista Science ha mostrado que ciertas bacterias orales pueden desplazarse hasta el intestino y alterar la salud intestinal, lo que remarca la importancia de cuidar tu salud bucodental para luchar frente al desarrollo de enfermedades intestinales.

El uso de probióticos orales te puede ayudar a tener una buena salud bucodental a través de inhibir las bacterias causantes de las caries, gingivitis y mal olor, proteger la integridad de la dentina y restaurar la microbiota oral protectora. Para un mayor efecto protector puedes elegir un probiótico que combine los fermentos lácticos junto con un nutriente esencial para tu salud bucal, como la vitamina D.

Ahora ya conoces las razones para cuidar de tu salud bucodental y tener una sonrisa sana. Incluye alimentos ricos en calcio, fósforo, vitamina C, vitamina D y flúor en tu alimentación diaria y no te olvides de complementarlo con un probiótico para una salud oral y dental espléndida.

 

Salud bucodental con Probióticos

 

The following two tabs change content below.
Lactoflora
Lactoflora es una gama de probioticos que ayudan a equilibrar la flora intestinal. Fundamental para tu bienestar del dia a dia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *