Diarrea del viajero

diarrea del viajero

Los viajes producen una exposición a un nuevo territorio, comida, clima, gente y este hecho puede generar enfermedades distintas a las que viajeros de países industrializados no están acostumbrados. Más de veinte millones de personas viajan cada año de países industrializados a países en vías de desarrollo y la diarrea del viajero afecta a un 20-50 % de estos viajeros.

En general, se trata de un proceso leve y autolimitado, pero puede tener ciertas consecuencias en pacientes con enfermedades de base y no deja de ser un trastorno de notable magnitud al distorsionar un periodo vacacional o un viaje de trabajo.

¿Qué es la diarrea del viajero?

Se conoce coma diarrea del viajero a una enfermedad adquirida en un país en vías de desarrollo que afecta el intestino y que se caracteriza por la presencia de deposiciones diarreicas (más de 3 deposiciones líquidas) durante un mínimo de 24 horas junto a algún síntoma como náuseas, vómitos, dolor abdominal, fiebre, moco o sangre. Este cuadro puede aparecer hasta 7-10 días tras la vuelta al país de origen.

¿Qué factores se asocian a la aparición de la diarrea del viajero?

El mayor factor de riesgo para presentar la diarrea es la destinación del viajero. Las destinaciones de mayor riesgo son los países de América Central y del Sur, África y Sudeste asiático. Las estaciones lluviosas y el verano también son las épocas en las que puede haber más incidencia de infecciones y otro factor es la duración del viaje, a mayor duración mayor riesgo. El turismo de aventura no organizado también se asocia a un mayor riesgo que los viajes organizados.

Los adultos jóvenes, niños, embarazadas, ancianos e inmunodeprimidos son los grupos poblacionales con mayor riesgo. Los adultos jóvenes entre 15 y 30 años presentan un mayor riesgo dado que quizá no toman tantas precauciones.

La infección se adquiere tras la ingesta de alimentos o bebidas contaminadas con los microorganismos o heces, comidas pasadas o estropeadas y/o ingestión de sustancias tóxicas. Los alimentos con mayor riesgo son aquellos adquiridos en la calle a vendedores ambulantes, moluscos, mariscos, frutas no lavadas o peladas, ensaladas, mayonesa y alimentos que la contienen, leche no pasteurizada y sus derivados, postres dulces, quesos y embutidos, carne o pescado crudo, agua corriente y hielo. Por otra parte, entre los alimentos más seguros están: pan y derivados, aquellos servidos muy calientes, carnes y pescados bien cocidos, frutas con la piel intacta peladas o lavadas por uno mismo, verduras hervidas, pastas sin huevo recién cocida, bebidas embotelladas.

 

¿Cuál es la causa de la diarrea del viajero?

Los agentes infecciosos que causan la diarrea del viajero son bacterias, virus y parásitos. Las bacterias son la causa de la diarrea en un 80% de los casos. Entre ellos y por frecuencia son: Echerichia coli, Shigela, Salmonella, Campylobacter, Rotavirus (virus) y Giardia lamblia (parásito). Los casos de diarrea del viajero se pueden producir en cualquier lugar del mundo. Según las regiones predominan distintas bacterias, por ejemplo en España son frecuentes los casos de diarrea en verano por Salmonella, Staphylococcus o Campylobacter.

A pesar de realizar estudios microbiológicos en las heces para conocer el agente causante de la diarrea, entre un 20-50% de los casos estudiados no se llega a conocer la causa.

¿Cuáles son los síntomas de la diarrea del viajero?

La diarrea suele aparecer varios días (tras dos semanas) después de haber llegado a la zona y en ocasiones incluso después del regreso al país de origen. La mayoría tendrán menos de 6 deposiciones al día, pero un 20% llegan hasta 20 deposiciones. Un pequeño porcentaje de los viajeros presentará diarrea con sangre, que puede acompañarse de fiebre, escalofríos, sudoración profusa e intensa debilidad . La presencia de fiebre y la sangre o moco en las heces son criterios de gravedad.

Entre 1-3% de los viajeros padecerá diarrea crónica que dura más de 1 mes (durante y después del viaje) y consiste en la emisión de heces sueltas, en muchos casos intermitentes acompañado de cierta pérdida de peso, flatulencia, debilidad y a veces febrícula y suele deberse a parásitos (Ameba o Giardia lamblia).

 

¿Cómo evitar la diarrea del viajero?

El aspecto más importante en la diarrea del viajero es la prevención y para ello es necesario tomar medidas higiénicas específicas para evitar o disminuir el riesgo.

  • Tomar bebidas embotelladas y cerradas. No beber agua del grifo ni utilizarla para cepillarse los dientes ni lavar alimentos.
  • Lavarse las manos con jabón antes de comer, al manipular alimentos y tras ir al baño. Secarlas con una toalla limpia o al aire
  • Evitar las ensaladas y vegetales crudos.
  • Comer fruta pelada (mejor si es pelada por usted)
  • No tomar hielo en las bebidas
  • Evitar alimentos crudos o poco cocinado
  • Evitar helados, natillas, flanes, cremas y derivados lácteos no pasteurizados.

El uso de probióticos (Saccharomyces boulardii y algunos lactobacillus) como prevención en la diarrea del viajero es segura y no presenta efectos secundarios. Hace unos años la eficacia que habían demostrado los probióticos en prevenir la diarrea del viajero era baja por lo que no se recomendaban. Sin embargo, en los últimos años distintos estudios han demostrado que su eficacia en prevenir la diarrea está alrededor del 85%.

La profilaxis antibiótica no está indicada como prevención de la diarrea, debido a los efectos secundarios del antibiótico, al fomento de las resistencias bacterianas y al hecho de que puede dar lugar a una falsa seguridad (no cubriría ni los virus, ni los parásitos ni algunas bacterias), haciendo olvidar las normas higiénicas. Se podría valorar en personas de riesgo (diabetes, inmunodeficiencias como tumores, trasplante de órganos, VIH,  enfermedad inflamatoria intestinal o tratamiento con antiácidos) y siempre indicado por un médico.

En general, no hay vacunas para los gérmenes causantes de las diarreas del viajero más frecuentes. Existen vacunas para la Hepatitis A, Tifus y Cólera y será el Centro de Vacunación Internacional quien valore su necesidad según a la zona que se viaje.

 

¿Cuál es el tratamiento para la diarrea del viajero?

Dado que la mayoría de los episodios se resuelven de manera espontánea, no se requiere un tratamiento específico y basta con adoptar medidas dietéticas y de rehidratación oral. Evitar comida sólida hasta que no hayan mejorado los síntomas. Empezar con pan, arroz cocido , plátano, carne y pescado blanco.

El tratamiento antibiótico puede ser necesario en los casos más graves (fiebre, moco o sangre en las heces…) y en ese caso debe consultar a su médico. El uso de probióticos está indicado para restablecer la flora intestinal una vez superado el episodio agudo de la diarrea del viajero.LF_footer_productos-02

 

 

The following two tabs change content below.
Míriam Mañosa

Míriam Mañosa

Doctora en Medicina
Servicio de Aparato Digestivo Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal Hospital Universitari Germans Tries i Pujol Badalona

3 comentarios en “Diarrea del viajero

  1. Hola, en años anteriores he viajado a Asia (Indonesia, Tailandia, Vietnam..) y he tenido problemas con la diarrea del viajero, casi siempre me sucede… Este año vuelvo a viajar a Asia y me preocupa que me vuelva a ocurrir, ¿puedo hacer un tratamiento preventivo de la diarrea del viajero con probióticos? ¿Cuánto tiempo antes debo comenzar a tomarlos?
    Un saludo y gracias

    1. Puedes hacer un tratamiento preventivo, pero lo ideal es empezar a tomar probióticos unos días antes del viaje y seguir tomándolos durante el viaje. También se puede llevar suero oral con probióticos por si al final te surge algún tipo de trastorno intestinal. Muchas veces estos trastornos se dan por lo que comemos, por lo que es mejor ir bien preparado. En tu farmacia habitual podrán asesorarte sobre qué probiótico elegir. ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *