Estreñimiento funcional

estreñimiento funcional

¿Qué es el estreñimiento funcional?

El estreñimiento funcional es un síntoma gastrointestinal habitual que padece el 20-25% de la población.  Puede afectar a todas las edades y aparecer de forma puntual, como resultado de alguna enfermedad del colon, por hipotiroidismo o diabetes, por consumo de algunos medicamentos como los antidepresivos e inductores del sueño o por una lesión de los nervios encargados del movimiento intestinal. Es común tratar esta dolencia sin consultar previamente con un profesional de la salud, hecho totalmente desaconsejado, pues a la larga el uso de laxantes, ya sean naturales o no, o un exceso de fibra, puede empeorar el funcionamiento del sistema digestivo.

Dependiendo de cuál sea el origen del estreñimiento va a denominarse de una manera u otra. Nosotros vamos a centrarnos en el funcional, que hace referencia a un problema más bien fisiológico, en el que el intestino y el colon no se mueven correctamente.

Las personas que sufren estreñimiento funcional van de vientre pocas veces (menos de 3 deposiciones a la semana), acostumbran a tener dolor abdominal y sienten pesadez e hinchazón.

 

Tratamiento para el estreñimiento funcional

A lo largo de los últimos años se han ido estudiando diferentes tratamientos para mejorar éste síntoma tan molesto y peligroso si perdura en el tiempo. Los principales y los más utilizados por su rápida acción son los laxantes, pero su uso de forma continuada no ayuda al organismo a funcionar por sí solo. Paralelamente siguen estudiándose los efectos de los probióticos (microorganismos vivos no patógenos que, administrados en una dosis adecuada, refuerzan nuestra salud, tanto a nivel digestivo como inmunitario) y los prebióticos (ingredientes no digeribles de los alimentos, normalmente fibras, que afectan positivamente a la estimulación del crecimiento de bacterias en el colon ) como tratamiento no agresivo.

Un reciente meta-análisis publicado este mismo año concluyó que el consumo de probióticos, concretamente el Bifidobacterium lactis, podría mejorar el tránsito intestinal, la frecuencia en la evacuación de las heces y también su consistencia. Esta bacteria se encuentra en los intestinos de los humanos y también la podemos encontrar en la leche fermentada y en yogures enriquecidos, es decir, en alimentos funcionales.

 

Tratamiento del estreñimiento funcional durante el embarazo

Un colectivo de la población que suele verse afectado por este problema son las mujeres embarazadas. Es común la aparición de estreñimiento durante la gestación y, como la mayoría de fármacos están contraindicados durante este período, muchas veces no se acaba de dar una solución efectiva. Un estudio piloto con 20 mujeres concluyó que una serie de bacterias ingeridas en conjunto a través de un comprimido aumentaban la frecuencia de deposiciones. Estas bacterias fueron: Bifidobacterium bifidus, Bifidobacterium lactis, Bifidobacterium longum, Lactobacillus casei, Lactobacillus plantarum y Lactobacillus rhamnosus. Existen en el mercado diferentes fórmulas que combinan varias cepas y muestran buenos resultados.

Por otro lado, la unión de los probióticos y los prebióticos, formando así un simbiótico, también mejoraría la frecuencia, consistencia y forma de las deposiciones.  Las cepas  más bien valoradas serían las del grupo Lactobacillus (en concreto el L.casei, L.acidophilus y L.rhamnosus) y Bifidobacterium lactis, junto al consumo de 4g/día de FOS (Fructooligosacáridos) e inulina, fibras que podemos encontrar en la verdura, como: alcachofa de Jerusalén, espárragos, puerros y cebolla, entre otros. (8)

 

Tratamiento del estreñimiento en niños

Como comentábamos al inicio del artículo, el estreñimiento funcional puede afectar tanto a niños como adultos. Por eso, también se investiga cómo pueden contribuir los probióticos al buen funcionamiento del tránsito intestinal de los más pequeños que sufren este síntoma, y no son pocos (un 3% de la población mundial) . Se ha visto que administrando una cantidad concreta de Bifidobacterium breve en niños de entre 6 y 16 años resulta efectivo para el tratamiento del estreñimiento, pues aumenta la frecuencia de defecación por semana, la consistencia de las heces y disminuye el número de episodios de incontinencia fecal, así como el dolor abdominal. Otra observación interesante es la no aparición de efectos adversos, como en la mayoría de estudios con probióticos. También se han descrito buenos resultados en niños cuando se usa un derivado lácteo enriquecido con Bifidobacterium lactis.

Como vemos, la mayoría de los estudios clínicos apuntan a la misma conclusión. El tratamiento para el estreñimiento funcional con el uso de probióticos es significativamente eficaz y seguro. Por eso debemos seguir investigando para potenciar esta solución terapéutica como la principal, junto a una dieta equilibrada, antes de recurrir a fármacos laxantes o, peor todavía, la cirugía.

 

Los probióticos son alimentos enriquecidos, normalmente derivados lácteos y en medicamentos y complementos alimenticios en forma de viales, cápsulas, sobres o comprimidos. Cada bacteria es distinta y puede actuar de una manera u otra, y por este motivo es imprescindible contar con la pauta de un profesional de la salud, quien valorará cuál es o cuáles son las bacterias más indicadas para cada individuo.

 

*Un meta-análisis es un tipo de estudio en el que se examina y revisa con profundidad los últimos estudios que se han hecho sobre el mismo tema

Lactoflora Protector Intestinal Adultos

 

 

 

The following two tabs change content below.
Adriana Duelo

Adriana Duelo

Dietísta y Nutricionista en ADD
Graduada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Ramon Llull y especialista en el déficit de la enzima DAO. Es miembro del comité científico de la Sociedad Internacional del Déficit de DAO y participó en el primer estudio realizado, en el año 2010, para determinar la proporción de enfermos con diagnóstico de migraña que presentaban déficit de DAO con respecto a la observada en población general no migrañosa
Adriana Duelo

Últimas entradas deAdriana Duelo (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *