Cistitis de repetición y probióticos

cistitis de repetición

¿Qué es una infección de orina?

La infección de orina o infecciones del tracto urinario (ITU) son el segundo motivo de consulta de origen infeccioso en la Atención Primaria de Salud. Se calcula que más del 50% de las mujeres padecen una ITU a lo largo de su vida, y que un tercio de esas ITU se convertirán en recurrentes.

Síntomas de la infección de orina (cistitis)

Las ITU más frecuentes son las cistitis, que afectan a las vías urinarias inferiores y provocan sintomatología típica, reconocida tanto por los profesionales sanitarios como por las pacientes que las sufren:

  • Tenesmo o sensación de tener ganas de orinar.
  • Polaquiuria o micción frecuente y escasa
  • Disuria o molestia/dolor al orinar.

Esta disuria se suele diferenciar de la que se presenta en los cuadros clínicos que cursan con inflamación vulvar (vulvitis o vulvovaginitis), en que no se produce al contacto de la orina con la piel y mucosa de la vulva, sino que es más profunda y se puede percibir incluso antes de que la orina salga, y también al terminar de orinar.

Otros síntomas, menos frecuentes, son molestias/dolorimiento pelviano, febrícula, dolor lumbar, etc.

Causas de la infección de orina

Algunas ITU pueden deberse a una infección de transmisión sexual (ITS), pero lo más frecuente es que se produzcan por gérmenes oportunistas que forman parte de la microbiota autóctona de la persona.

Los microorganismos alcanzan las vías urinarias procedentes de la vagina. La mayoría de ellos ocupan la vagina de forma temporal y suelen proceder del intestino. Esta es una de las principales razones por las cuales las ITU son más frecuentes en mujeres.

En los varones, la uretra, que es el conducto que conecta la vejiga con el exterior, elimina la orina de forma periódica, lo cual supone un arrastre de los microorganismos que pudiera tener. No existe pues la posibilidad de tener una microbiota estable como si ocurre en la vagina, que está muy próxima a la uretra femenina.

Además, en los hombres es más difícil que las vías urinarias sean colonizadas por gérmenes procedentes del intestino porque la distancia entre ella y el ano es mayor que en las mujeres.

El microorganismo más comúnmente implicado en las ITU es E. coli, una bacteria habitual en el intestino, que pasa a la vagina en condiciones específicas, y de ahí a la uretra y vías urinarias inferiores. Otros microorganismos que también se encuentran en los cultivos son Proteus, Klebsielas, Serratia, etc., todos ellos de la misma procedencia.

Cuando el germen tiene poder infectivo y/o las condiciones defensivas del huésped lo permiten, se producirá la enfermedad. Esto depende de una serie de circunstancias. E coli puede sobrevivir mejor en una vagina con escaso número de lactobacilos, es decir, en una vagina con la microbiota desequilibrada, desde donde puede aumentar su capacidad para invadir e infectar las vías urinarias.

Este es el caso de las mujeres menopáusicas, en las que las ITU son especialmente frecuentes. El déficit de estrógenos de la postmenopausia disminuye el grosor y la funcionalidad de la pared vaginal, todo ello dificultando la supervivencia de los lactobacilos dominantes y la estabilidad de la microbiota. En la menopausia, además, los mecanismos de defensa de las vías urinarias también pueden verse reducidos.

En algunos casos, las ITU están relacionadas con la actividad sexual, probablemente por el diferente pH del semen, que también puede alterar la microbiota, o por el arrastre mecánico que los microorganismos pueden sufrir durante dicha actividad, sobre todo ante determinadas condiciones anatómicas, de proximidad o localización de la uretra.

En definitiva, las ITU, y también las recurrencias, son más habituales en mujeres sexualmente activas y en las mujeres menopáusicas, en éstas debido a los cambios en la flora vaginal según la edad.

¿Son graves las infecciones del tracto urinario?

Las ITU son infecciones benignas, en personas sanas; es decir, tienen una buena respuesta a los antibióticos habituales. El problema es que las condiciones que las propician siguen existiendo en muchos casos y después del tratamiento se producen recidivas. Es posible que algunas se deban a la resistencia que los microorganismos adquieren a los antibióticos, pero en la mayoría de los casos son debidas a la persistencia de dichas condiciones, lo cual supone un problema de hiperfrecuentación en las consultas y de afección de la calidad de vida y de salud de las mujeres.

 

Los probióticos como parte del tratamiento de infecciones de orina recurrentes

Se han diseñado numerosas estrategias destinadas a disminuir la frecuencia de las recurrencias de ITU (tabla 1). En las mujeres donde el déficit estrogénico se visualice como la principal causa, el uso de estrógenos locales es una de ellas; en otras mujeres se ensaya el uso crónico de antibióticos, o su uso tras las relaciones sexuales; en otras está dando buen resultado en uso de proantocianidinas (PAC), sustancias procedentes del arándano rojo, o las vacunas.

Probíóticos para tratar la recurrencia en infección de orinaTabla 1. Estrategias para la prevención de recurrencias en ITU inferior. Tomada de Brenes JF. 7DM. 2014; 856:16-8

Una de estas estrategias es el uso de productos probióticos (que contienen lactobacilos), sólos o en combinación con PAC, para que sea la estabilización de la microbiota la que disminuya la capacidad de desarrollarse de E. coli en la vagina. Existen numerosos estudios que han probado el éxito de su uso y en la actualidad se sigue trabajando en este campo. Por ejemplo:

La utilización de las cepas probióticas L. rhamnosus GR-1, L. reuteri RC-14 y L. crispatus (CTV-05) han mostrado efectividad en el control de infecciones recurrentes.

Recientemente, en estudios in vitro, se ha observado que las cepas Lactobacillus plantarum CECT8675 y CECT8677 presentan una actividad bactericida elevada, frente a los los principales patógenos de las ITU (Escherichia Coli, Proteus mirabilis, Staphylococcus saprophiticus y Klebsiella pneumoniae).

Lo más importante es utilizar los productos que contengan lactobacilos que hayan demostrado su eficacia frente a los patógenos de las infecciones urinarias y que estén debidamente testados y autorizados para comercialización y venta en farmacias.

Lactoflora Protector de la flora vaginal

The following two tabs change content below.
Dra. Ana Rosa Jurado

Dra. Ana Rosa Jurado

Doctora en Medicina y Sexóloga
Directora del Instituto Europeo de Sexología, Marbella. Secretaria del Grupo de Trabajo de Sexología de SEMERGEN. Miembro de la Academia Española de Sexología y Medicina Sexual.
Dra. Ana Rosa Jurado

Últimas entradas deDra. Ana Rosa Jurado (ver todo)

2 comentarios en “Cistitis de repetición y probióticos

  1. Hola. Quería agradecerle por la informacion ya que empecé a ingerir probioticos y he mejorado mucho. los recomiendo definitivamente. para las que esten en la misma situacion que yo saludos

  2. La infección de orina siempre es muy molesta. ..estuve baja de defensas y tuve varias infecciones casi seguidas..
    Desde que tomo probioticos lacto bacilos me ha mejorado hasta el punto de no tener recaidas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *